Ciudad de México, diciembre 3, 2020 20:23
Libre en el Sur

Acuerdan Comités Ciudadanos y diputada Dinorah Pizano un nuevo Programa Delegacional en Benito Juárez para frenar obras ilegales; debe estar listo este año, asientan

En una reunión sin precedentes, el Consejo Ciudadano Delegacional en Benito Juárez convino con la diputada perredista Dinorah Pizano la realización conjunta de una propuesta para un nuevo Programa de Desarrollo Delegacional que detenga, de una vez por todas, el abuso inmobiliario en la demarcación.

Después de escuchar, al lado de funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Urbano (Seduvi) y el Instituto de Verificación Administrativa (Seduvi) capitalinos, planteamientos de diversos coordinadores internos de Comités Ciudadanos en el sentido de que “lagunas ley” permiten las “pillerías” y trampas de los desarrolladores, la legisladora se puso de pie para proponer –ante la sorpresa de los propios representantes– la realización de un foro con especialistas y vecinos que derive en una nueva iniciativa legislativa para normar las construcciones en BJ.

“Para este mismo año podemos tener el nuevo Plan Delegacional”, asentó. “No creo que haya ningún problema en que lo impulse el presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano de la Asamblea Legislativa, que es de mi fracción”. Los coordinadores respondieron con aplausos al anuncio de Pizano, y el propio presidente del Consejo Ciudadano, Pablo Niebla, explicitó su respaldo. Pizano explicó que en dicho foro participarían académicos expertos y prestigiados en el tema. “Si el problema es que la ley está mal, la vamos a modificar”, remató. “Yo me comprometo con ustedes”.

En la reunión, que se llevó a cabo en el módulo de atención ciudadana de la legisladora juarense en la colonia Narvarte, se sucedieron quejas por las ilegalidades de los desarrolladores y la corrupción gubernamental, al tiempo que los coordinadores coincidían en que el actual Plan de Desarrollo es obsoleto y que se hace urgente la participación de los vecinos en la expedición de permisos para construir.

Se aclaró sin embargo que aún con la ley vigente es obligación de la Delegación Benito Juárez revocar las manifestaciones de construcción cuando no coincidan con lo establecido en las certificaciones expedidas por Seduvi. “Ninguna autoridad de Seduvi puede dar una certificación a capricho, sino únicamente conforme a lo establecido en el Plan de Desarrollo. Si una certificación fue dada de mala forma la Delegación debe revocar la manifestación de construcción”, aseveró Miguel Ángel Guerrero, certificador de uso de suelo de esa secretaría del gobierno capitalino. Los vecinos reclamaron por su parte a Seduvi que no presione lo necesario a la DBJ para que cumpla con las verificaciones a las que está obligada.

Los representantes ciudadanos, los funcionarios y la diputada Pizano coincidieron en que en una próxima reunión, que se realizaría el viernes 1 de marzo próximo, debe estar presente el jefe delegacional Jorge Romero Herrera, a fin de “que asuma claramente su responsabilidad” al respecto.

comentarios

Artículos relacionados