Ciudad de México, diciembre 2, 2020 09:32
Libre en el Sur

Tiran más árboles vigorosos por nuevo centro comercial en Del Valle Sur; ocultan el giro pretendido

Por la construcción de un centro comercial en la esquina de Moras y Parroquia, en la colonia Del Valle Sur, han sido derribados hasta ahora tres árboles frondosos, además de que no se exhibe en la placa colocada en la fachada el verdadero uso que se dará al inmueble en una zona habitacional. La tarde de ayer jueves, empleados de esa obra rompieron banquetas y retiraron los tocones.
Aunque trabajadores de la obra ni se identificaron ni mostraron documento alguno, aseguran que cuentan con permisos de la delegación Benito Juárez para el derribo de esos árboles. Los ejemplares evidentemente no obstruían ningún acceso vehicular ni peatonal y se encontraban vigorosos, según denuncias de vecinos sustentadas en fotografías.
En la placa colocada en la construcción se exhibe el número de uso de suelo GUCA2093509/ENJU2432309 y el folio de la manifestación de construcción tipo “B” (RBJB-0038P), pero en ningún lado se reconoce que se trata de un complejo de 12 locales comerciales en plena zona habitacional. La situación se vuelve más grave cuando en ese predio permaneció por décadas una residencia y no se tiene ahí antecedente alguno de uso de suelo comercial.
En la edición impresa de Libre en el Sur que se encuentra en circulación se publicó que desde el 30 de junio del año pasado, los vecinos Jorge Alberto Villa y Susana Mata enviaron a esta redacción una alerta: “En la esquina nororiente que forman las calles de Moras y Parroquia en nuestra querida colonia Del Valle, existen seis árboles sanos y añosos (dos laureles, dos truenos y dos jacarandas)”.
Añadieron que “actualmente está en proceso una obra que demolió las dos casas contiguas de esa esquina para desarrollar un condominio de casas-habitación o en edificio, no lo sabemos a ciencia cierta, y estamos temiendo que pretendan cortar alguno o algunos de esos árboles”. El más bello de esos árboles –consignó el impreso–, una jacaranda de más de 40 años fue en efecto infamemente talada, sin que ninguna autoridad lo impidiera.
En el tapial de la construcción de Parroquia 406 hay propaganda del desarrollo Parque Millet, ubicado en el número 22 de esa calle, en la colonia Extremadura Insurgentes, que ha sido denunciado por la asociación Vecinos del Parque Hundido porque ahí se destruyó una casa catalogada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (Gaceta Oficial del DF, 6 de mayo del 2005).

comentarios

Artículos relacionados