Ciudad de México, junio 12, 2021 06:19
Libre en el Sur

Tras negarse a vender su casa, amenazan con balazos a vecina de la colonia Crédito Constructor

Las amenazas que ha recibido Georgina Olivares por parte de gente anónima han llegado a los balazos. La madrugada del pasado 29 de marzo fue atacada en su casa, ubicada en Ceres número 8, a media cuadra de Insurgentes Sur, donde se encontraron ocho casquillos de bala, aunque no hubo consecuencias graves.
Desde hace seis años, Olivares parece llevar la penitencia en el nombre de la colonia en que vive: Crédito Constructor. La vecina ha denunciado, a través de medios administrativos, civiles, penales y periodísticas, el via crucis que vive desde hace seis años con los dueños y representantes del predio contiguo –hoy un terreno de concreto–, donde presuntamente se pretende levantar un gran edificio.
Mientras Olivares se resiste a las presiones para que venda su propiedad, pues de esta forma los desarrolladores completarían el espacio requerido para su preyecto, ella ha sufrido las afectaciones de su vivienda, sobre todo cuando abrieron un boquete en su barda al realizar calas en las colindancias e intentaron derribar un contramuro (Denuncias FBJ/BJ-2/T1/387/09-02 y acumulado FBJ/BJ-2/T3/736/09-04, ante la PGJDF).
Este medio pudo constatar la afectación, que la vecina calcula en 250 mil pesos, como también los impactos de las balas en los vidrios y muros del estudio y la recámara de una hermana suya, quien dormía cuando ocurrió el atentado (Expediente BJ1T/T1/612/1103 de la PGJDF).
Cansada, desesperada, la vecina acusa: “Seduvi me dice que las construcciones son responsabilidad de la delegación; la delegación me dice que sólo está para trámites y el Ministerio Público me trata como si yo fuera la culpable y no la víctima. Ya estuvo bueno”.
La vecina también ha sido una tenaz denunciante de antros que operan de manera irregular en la Avenida de los Insurgentes, algunos de los cuales ya han sido clausurados por la delegación Benito Juárez. “Así que también pudo haberse tratado de una agresión por aquel lado”, manifiesta. Aunque le parece “extraño” que unos días después del atentado, recibió una amenaza por escrito, en una carta firmada por “gente nueva”, a fin de que acepte una propuesta para comprar su casa o, de lo contrario, se atenga a “las consecuencias”. La denuncia de este hecho fue integrada como ampliación a las averiguaciones previas en curso ante la Procuraduría General de Justicia del DF.

comentarios

Artículos relacionados