Ciudad de México, octubre 22, 2020 07:49
Ciudad de México

Trasladan capitalinos festejos navideños al Zócalo; buscan ‘recalentado’

GUADALUPE VALLEJO MORA
Aún con el ánimo de las fiestas navideñas, los excesos de la comida, la desvelada e incluso, la terrible “resaca” que deja el ingerir de más bebidas alcohólicas, decenas de personas buscan seguir la celebración ya sea en casa, con el tradicional “recalentado”, o en restaurantes o cafeterías ubicadas en torno al Zócalo de la Ciudad de México.

Después del mediodía, las calles del primer cuadro de la ciudad fueron testigos del ir y venir de familias enteras, parejas e incluso personas solas que buscan almorzar unos tradicionales chilaquiles, rojos o verdes; unos huevos con jamón; un corte de carne o alguna bebida que les permita “curarse la cruda”.

El Zócalo de CDMX se convierte en sede del post festejo navideño. Foto: Notimex.

 

Carlos Alarcón, gerente de la Tienda y Museo Mumedi, decidió abrir el negocio ubicado en Madero 74, pues sabe que los comensales, además de disfrutar los desayunos y almuerzos que se ofrecen en el lugar, podrán deleitarse con la vista que les proporciona el mismo e incluso, adquirir un regalo o souvenir para ellos o sus seres queridos.

Al lugar, que abrió a partir de las 10:00 horas y cerrará a las 22:00 horas, han llegado decenas de personas como Manuela, quien asegura que su objetivo era visitar los tradicionales restaurantes de la zona; sin embargo, varios de ellos cerraron este día y en los pocos que abrieron, hay que esperar para tener una mesa.

“En realidad, solo somos mi hijo de cinco años y yo, por lo que no tiene caso esperar más de media hora para que me asignen mesa, ya que mi objetivo desayunar algo rápido y llevarlo a patinar al Zócalo. Dicen que hay una pista muy bonita, pero espero que no haya mucha gente, porque si se desespera, empieza a llorar y no hay quien lo pare”, añade entre risas, mientras reconoce que hizo una buena elección al acudir a Mumedi.

Y es que a escasos 500 metros de la tienda-museo está la pista de patinaje en hielo sintético o “Ecologísssima” que instalaron autoridades del Gobierno de la Cuidad de México el 14 de diciembre y que estará abierta hasta al 6 de enero, a donde llegan cientos de personas para deslizarse o simplemente observar.

En sus más de cuatro mil metros cuadrados, conviven quienes ya han aprendido a patinar y lo hacen de manera fluida, otros que aun cuando lo han intentado, no logran “equilibrarse” y unos más, que de plano se avientan al ruedo y a pesar de la caída, terminan con una amplia sonrisa. A todos los unen el objetivo común de divertirse y pasarla bien.

A un costado de la pista de patinaje se encuentra un árbol de Navidad elaborado con flores de Nochebuena, donde las familias pueden tomarse la foto de manera gratuita, “para presumir a la tía ‘tóxica’ en el recalentado”, como anuncian los jóvenes integrantes del espectáculo #Celebrandolanavidad.

Alrededor de la Plaza de la Constitución, en las fachadas de los edificios del Gobierno de la Ciudad de México y otros se observan los adornos navideños que fueron colocados como esferas, nochebuenas, campanas y una enorme estrella, para deleite de los presentes.

En varios de los restaurantes tradicionales que hay en el Centro Histórico de la ciudad se colocaron avisos para informar a la ciudadanía que abrirán sus puertas el día de mañana, 26 de diciembre y que cerrarán el próximo miércoles 1 de enero.

En los alrededores del Zócalo capitalino hay elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que resguardan toda la zona, para que las familias puedan continuar con el festejo navideño o bien acudir a los comercios que se encuentran en las calles Francisco I. Madero, 16 de Septiembre o 20 de Noviembre, entre otras. En la zona, el tránsito vehicular es fluido.

comentarios

Artículos relacionados