Ciudad de México, febrero 24, 2024 13:58
Economía

Trepa inflación arriba de expectativas: 4.66% en diciembre

Fue mayor a lo previsto por analistas, que pronosticaron una tasa de 4.55%, según la encuesta más reciente de Citibanamex.

La inflación subyacente, que excluye elementos volátiles como el combustible, se desaceleró a 5.09 por ciento,

STAFF/LIBRE EN EL SUR

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento de 4.66 por ciento en comparación con diciembre del año anterior, lo que significó su mayor tasa en cinco meses, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística (Inegi).

En noviembre, la inflación había sido de 4.32 por ciento, por lo que, con la variación de diciembre, se sumaron dos meses de aceleración en la tasa anual general, luego de nueve meses en las que se había moderado.

La cifra fue mayor a lo previsto por analistas, que pronosticaron una tasa de 4.55%, según la encuesta más reciente de Citibanamex.

También estuvo por encima de la estimación media de 4.57 por ciento de los analistas en una encuesta de Bloomberg.

No obstante ese rebote, el cual ya estaba en los pronósticos de los analistas, a lo largo del año se observó una moderación en el incremento de los precios, pues en el 2022 cerró en 7.82 por ciento anual.

El dato de diciembre del año pasado fue mayor a lo previsto por el mercado, que pronosticó una tasa de 4.55 por ciento anual, según la encuesta más reciente de Citibanamex.

La inflación subyacente, que excluye elementos volátiles como el combustible, se desaceleró a 5.09 por ciento, desde 5.3 por ciento en noviembre, y por debajo de la proyección de 5.15 por ciento de los economistas.

Banxico comenzó a discutir cautelosamente la posibilidad de recortes de tasas en 2024, y los miembros de la Junta de Gobierno del banco central insistieron en que cualquier reducción a principios de año debería ser gradual, según mostraron las minutas de su decisión sobre tasas de diciembre.

Banxico es el único banco central importante de América Latina que aún no ha comenzado a flexibilizar sus tasas, habiendo mantenido su tasa clave en un récord de 11.25 por ciento durante seis reuniones consecutivas. Su objetivo es una inflación del 3 por ciento, más o menos un punto porcentual.

El mes pasado, la Junta habló de la necesidad de prudencia al iniciar el proceso de flexibilización, y los miembros pidieron “ajustes finos” y ajustes “cautelosos”, según las actas de la reunión. Si bien un responsable de la política monetaria mencionó el final del primer trimestre o el segundo de 2024 como posibles fechas de inicio de la flexibilización, otro advirtió que las reducciones podrían no llegar tan pronto como esperan los mercados financieros.

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de considerar recortes en el transcurso de 2024 también abre la puerta de par en par para que Banxico haga lo mismo. El banco central mexicano mantuvo su orientación futura en su decisión de diciembre, diciendo que mantendría la tasa actual “por algún tiempo”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas