Ciudad de México, junio 24, 2021 17:06
Libre en el Sur

Una delegación insegura

La delegación Benito Juárez cada día muestra mucho más importancia; por sentido común uno pensaría que es debido a que es la demarcación con mayor índice de desarrollo humano en el país, sin embargo las cosas no se muestran muy alentadoras con el paso de las gestiones panistas desde 1997.

En 2006 Benito Juárez fue la Delegación con más robos bancarios, en 2009 la más insegura, en 2010 se cometieron 38 delitos por día, es decir, 13,837 delitos en el año y en lo que va del 2011 (para no perder el hilo de la gestión panista) es la sexta delegación con más delitos denunciados. Entre los delitos más comunes se encuentran el robo a transeúnte, robo de automóviles, robo a taxistas, robo al transporte público, secuestro, narcomenudeo, robos bancarios, robo a casa habitación. Es de suma importancia manifestar la contradicción que vivimos por culpa de las autoridades pues en nuestra delegación se tiene ubicados un total de 176 puntos de venta de droga, de acuerdo con las denuncias ciudadanas y por el otro lado son pocas las agencias del Ministerio Público y los agentes titulares.


Un estudio realizado por la Jefatura del Estado Mayor Policial establece que en la ciudad de México hay 21 corredores de riesgo por este delito de alto impacto, donde Benito Juárez lamentablemente contribuye con tres. El polígono formado por las colonias del Valle, Narvarte, Álamos y Nativitas está calificado por la Secretaría de Seguridad Pública como uno de los de mayor riesgo en el robo de vehículos. Otro perímetro considerado peligroso se localiza en la colonia Nápoles, San José Insurgentes, Mixcoac, Nonoalco, Noche Buena, Extremadura Insurgentes y Ciudad de los Deportes. El tercer corredor delictivo es el de las colonias Portales, Santa Cruz Atoyac y emperadores.

En Reinventemos Benito Juárez no solo hemos sido testigos de la inseguridad que prevalece sino que hemos sido víctimas; por lo que cansados de esta situación nos sentimos obligados a detener a estos delincuentes que gozan de total impunidad, nuestra apuesta lejos de la guerra se encuentra en una política integral, la prevención por un lado con la educación como motor principal, oportunidades de empleo y la rehabilitación real de los infractores para su reintegración a la sociedad.

La participación ciudadana, es la fuerza que nos nutre, es nuestra esencia, no olvidemos de donde venimos y hacia donde vamos, no permitiremos que las autoridades panistas nos sigan hundiendo en esta terrible inseguridad, han demostrado que no pueden y no quieren ocuparse de nuestra seguridad. Por ello te invitamos vecino a que te sumes a nuestra propuesta y trabajemos juntos por conseguir un lugar mejor donde vivir.

comentarios

Artículos relacionados