Ciudad de México, noviembre 23, 2020 21:55
Salud

Vitamina D en la sangre es un indicador importante del estado de salud

ALI FIGUEROA

En medio de la contingencia sanitaria por Covid-19, las preocupaciones por mejorar la calidad de vida y eliminar factores de riesgo que compliquen enfermedades, como diversas comorbilidades asociadas a hipertensión, obesidad y diabetes, han puesto la mirada en el uso y efectos de las vitaminas, ya que los factores hormonales y alimenticios son fundamentales en la prevención de la salud.

De acuerdo con científicos del Congreso de Endocrinología e-ECE 2020, se ha descubierto que la concentración de precursores de vitamina D en la sangre, en su forma no activa, es un indicador de posibles enfermedades degenerativas en las personas.

La investigación fue realizada en el Hospital de la Universidad de Leuven, Bélgica, y contó con la participación de mil 970 voluntarios, hombres entre 40 y 79 años. Para las pruebas se analizaron niveles de vitamina D en la sangre de los participantes durante un tiempo prolongado, así como factores relacionados con tabaquismo, sedentarismo, y otros hábitos conocidos por deteriorar el organismo.

Gracias al análisis de la vitamina D, desde su forma no activa hasta la más abundante en el organismo, a través de una Prueba Controlada Aleatoria (RCT, por sus siglas en inglés), los científicos encontraron un desarrollo acelerado de enfermedades degenerativas en pacientes con una baja concentración de 25-hidroxivitamina D, también conocida como calcifediol, que se encuentra en el momento de formación hormonal de la vitamina D. Mientras que, por su parte, los pacientes con altas concentraciones de calcifediol mostraron un desarrollo mínimo en los cuadros infecciosos y síntomas relacionados con estas enfermedades.

Cabe resaltar que la forma habitual y activa de la vitamina D no tuvo mayores repercusiones en el organismo, y solo indicó cambios cuando los pacientes experimentaron deficiencias importantes de esta vitamina, lo que ocasionó problemas en los huesos, circulación, y sistema nervioso.

Según la investigación de Deva Boone, cirujana de Wesley Chapel, Estados Unidos, la deficiencia de vitamina D está directamente relacionada con varios tipos de cáncer, enfermedades del corazón, insuficiencia respiratoria, diabetes, y alta tasa de mortalidad. Pese a la necesidad del cuerpo por esta vitamina, los suplementos alimenticios no deberían ser consumidos a menos de experimentar una deficiencia importante, ya que los niveles mínimos son suficientes para otorgar los beneficios; asimismo, Boone indicó, lo importante es mantener una ingesta adecuada durante un tiempo prolongado.

El veredicto de los especialistas tiene tres puntos centrales: primero, la deficiencia de vitamina D es causa de problemas metabólicos importantes, mismos que pueden llevar a padecer cáncer, diabetes, y otras enfermedades degenerativas; en segundo lugar, el precursor de la vitamina D, calcifediol, es responsable de los beneficios de salud asociados con la vitamina D, y sus concentraciones en el organismo puede ayudar a anticipar enfermedades degenerativas; finalmente, es preferible consumir vitamina D en un largo periodo de tiempo, incluso si la ingesta se encuentra solo por encima de la dosis recomendada.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados