Ciudad de México, noviembre 23, 2020 21:54
Libre en el Sur

Riesgos para la salud del consumo de agua contaminada en Ciudad de México

Christian von Roerich, diputado por la alcaldía BJ, presentó en agosto una iniciativa con el propósito de garantizar los parámetros de la Cofepris en la purificación, embotellado y comercialización del agua del agua en Ciudad de México

SERGIO F. CARA

Un 69.4% de los hogares en México consume agua embotellada porque lo considera más saludable y con menos riesgos, aunque el 19.6% de los encuestados considera el sabor y color para tomar la decisión. Así lo informó la Encuesta Nacional de los Hogares (2018) del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi). Asimismo, un informe de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) del mismo año señala, el agua que llega a los hogares está dentro de los parámetros para consumirse, pero la desconfianza por contaminación en factores como calidad sanitaria de tuberías, llaves o tinacos, promovieron el consumo de agua embotellada.

Los antecedentes más cercanos en México son el sismo de 1985 y la epidemia de cólera de 1991. Dentro de las recomendaciones de las autoridades de salud de ese entonces, estaba la campaña de prevención que recomendaba hervir el agua. Esto cambió los hábitos de consumo y el líquido vital del grifo fue quedando en desuso para ser reemplazado por el agua embotellada. Al respecto, NotiPress entrevistó al doctor Homero Martínez Salgado, médico cirujano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con un doctorado en nutrición internacional por la Universidad Cornell de Nueva York para conocer la calidad del agua que se consume en Ciudad de México.

Agua embotellada

El estudio “Calidad bacteriológica del agua embotellada obtenida de pequeñas plantas de purificación de agua en la Ciudad de México: incidencia e identificación de especies de micobacterias no tuberculosas potencialmente patógenas” de la Escuela de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), reveló que un 41.4% del agua embotellada por purificadoras no cumplió con los estándares oficiales mexicanos. Al respecto, en el mercado existen diferentes precios del agua embotellada. “Desafortunadamente, esto refleja calidades diferentes [del agua]“, expresa el también profesor e investigador titular en Ciencias Médicas “F” en el Hospital Infantil de México Federico Gómez.

México registra 95 mil muertes al año, cuyo origen son las enfermedades gastrointestinales. El especialista recordó, el principal vehículo de transmisión es inducido por los propios individuos al manipular por ejemplo el rellenado de garrafonenes con el líquido vital, sin las precauciones de higiene adecuadas. “La contaminación fecal oral propicia el que llevemos bacterias o virus […] hacia nuestro organismo“. Esto ocurre al no tener la precaución del lavado de manos. Asimismo, otro de los factores de origen de la enfermedad es la contaminación de los alimentos consumidos.

Por su parte, el especialista en agua recordó, una publicación del Inegi de 2018 puso en evidencia la existencia de más de dos mil 200 empresas rellenadoras de garrafones de agua en la Ciudad de México. Estas compañías rellenan los recipientes provistos por los propios consumidores y colocan un sello en la tapa. Sin embargo, Martínez aclaró, “pensamos que este sello garantiza la calidad del agua“, cuando la realidad es que diferentes estudios demuestran que existe una contaminación del 62% del líquido vital analizado, de bacterias coliformes (materia fecal), abunda. Los diferentes precios de mercado pueden ser un indicador de calidad y ante esto, el especialista advierte, “tratándose de la salud, lo barato sale caro

Filtros de agua

Dispositivos como filtros de agua parecen ser una solución ideal para los hogares, no obstante, su principal problema se asocia con el riesgo de un inadecuado mantenimiento al no recambiar los repuestos con la frecuencia indicada por el fabricante. Dentro de los tipos de filtros, hay algunos especializados en el filtrado de partículas o metales pesados, residuos industriales y también de virus o bacterias. “De ninguna manera es deseable tener ni bacterias ni virus presentes en el agua que consumimos, representan un riesgo para la salud“, agrega Martínez. Esto conlleva a enfermedades gastrointestinales.

Asimismo, estudios señalan, en el hogar se consume alrededor del 80% de los líquidos, por ello la importancia de cuidar la higiene de los utensilios como jarras y vasos, sin descuidar la limpieza de manos al tomar contacto con el agua. En el caso de los filtros de agua, el especialista señaló la importancia del hábito de lavado de manos antes de tocar el dispensador, para asegurar no contaminar.

Quienes más riesgos tienen al consumir agua contaminada son los bebés y niños, debido a un sistema inmunológico no desarrollado por completo. Los pequeños tienen un mayor requerimiento de consumo del líquido vital y esto los hace más propensos a una deshidratación aguda por enfermedades gastrointestinales. De hecho, es una de las principales causas de muerte a nivel global de niños menores a cinco años.

Christian Von Roerich, vicecoordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso, presentó en agosto de 2020 una iniciativa con el propósito de garantizar los parámetros de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgo Sanitarios (Cofepris) en la purificación, embotellado y comercialización del agua del agua en la Ciudad de México, con base en el estudio del IPN y a fin de eliminar los riesgos para la salud asociados a la contaminación.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados