ADRIANA RODRÍGUEZ

Durante estos días de desabasto de gasolina, comerciantes de la capital se han mantenido alerta ante la disminución de alimentos en otras entidades del país, así como el aumento de precios.

De acuerdo con Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), alimentos como el chile, el jitomate, la papa, limón, aguacate, arroz, frijol, atún han registrado incremento en el precio como consecuencia del desabasto.

Indicó que en enero hay incrementos en productos de la canasta básica de manera habitual, sin embargo, con el desabasto de combustible, la curva ha sido más notoria.

Por ejemplo, en el mercado de Mixcoac, en la alcaldía Benito Juárez, locatarios comentan que el problema con el combustible les ha traído como resultado realizar un gasto mayor para poder abastecerse, aumento en los precios de alimentos y reducción significativa en el número de clientes.

Mercados. Zozobra. Foto: Adriana Rodríguez

Juan Garza, quien lleva más de 20 años trabajando como vendedor de frutas y verduras, comenta que ha afectado diariamente porque hay que transportar la mercancía y ante la falta de combustible ha tenido que buscar otras opciones que le han resultado más costosas.

“Por ejemplo, el miércoles ya no tenía y tuve que buscar otro transporte, un taxi que me llevara a la Central de Abasto y para venir y me cobró el doble y además llegué más tarde, esas son pérdidas para mí”, comenta.

“He gastado más de mil pesos extra en transporte porque me vendieron por fuera un bidón de 10 litros en 400 pesos –cuando está a la mitad de precio- luego tuvimos que ir a la gasolinería y supuestamente el tanque es de 60 litros y me cobraron más de esa cantidad”, explica.

Platica que el segundo día de desabasto fue a Tlalpan, pero tras esperar una hora le dijeron que no había, por lo que tuvo que buscar otra donde le informaron que sí contaban con combustible, pero aún así tuvo que esperar hora y media más.

Por si fuera poco, Garza indica que en la Central de Abasto ya han aumentado el precio de productos como chile, jitomate y cebolla.

Durante un recorrido en la Central de Abasto, el señor Alberto Guerra, quien es bodeguero, indica que ya ha comenzado a percibir una disminución en el número de clientes que acuden a este centro.

“No hay”. Gasolinera en la esquina de Insurgentes Sur y Actipan. Foto: Francisco Ortiz Pinchetti

 

“En esta semana calculo que ha reducido un 50 por ciento y es que ya mucha gente no puede venir tan seguido por la falta de gasolina y eso nos perjudica porque sino la mercancía comienza a juntarse y como es fruta y verdura se echa a perder rápido”, dice.

¿Cree que el incremento en alimentos se deba al problema con la gasolina? –se le cuestionó.

“Yo creo que sí, porque al no haber gasolina y no poder distribuir la fruta y la verdura, comienza a escasear y por consiguiente, aumenta de precio”.

Al igual que en la Central de Abasto, los locatarios de los mercados Mixcoac y Portales refieren que han percibido una disminución importante en la clientela, la cual calculan en un 60 por ciento aproximadamente.

Al preguntarles a los comerciantes si prevén que los precios continúen aumentando, comentan que lo más probable es que se vean en la necesidad de aumentar más los precios “si a nosotros nos aumentan en la Central de Abastos, también nos toca dar más caro”.

El Servicio de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP) de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), indica en su seguimiento de precios que en la última semana, por ejemplo, la cebolla blanca registró un aumento de 5.45 pesos, lo que representa un 27 por ciento; el chile serrano, 16.67 pesos, es decir 26.3 por ciento y el jitomate saladette ha aumentado 4.88 pesos, el equivalente al 26.2 por ciento.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts