STAFF/LIBRE EN EL SUR

MÉRIDA.  En los últimos días se ha suscitado un escándalo de proporciones mayores derivado de la presentación de un llamado Atlas Histórico y Cultural de Yucatán que ha generado indignación de varios de los autores, aunque solo el hermano de una, la historiadora, actriz y dramaturga Xhaíl Espadas Ancona, ha hecho pública denuncia contra el coordinador general de la obra, Jorge Esma Bazán, a quien acusa de manipular los textos de la autora y dedicarse el mismo “elogios desmesurados” que ella nunca puso en su texto original.

Mundo Maya. Escándalo. Foto: Especial

 

El doctor Uuc-Kib Espadas Ancona, hermano de la autora agraviada, en comparecencias por diversos medios y por escrito, ha señalado que la familia de Xhaíl está indignada por las tergiversaciones y mutilaciones a su trabajo y exige que se corrijan los errores y se eliminen comentarios que se ponen bajo el nombre aquella y que nunca hizo.

El Atlas tuvo un elevado costo –cuyo monto Esma Bazán se ha negado a dar a conocer- que, según versiones hasta hoy no desmentidas por Esma o su oficina, ascendió, solo por impresión, a $1,600 por ejemplar (se vendería a $800), aparte de millonarias sumas pagadas a los coordinadores, uno de ellos Enrique Florescano Mayén, quien se retiró de la coordinación general tras señalar su molestia porque los trabajos no le parecieron con la suficiente calidad para figurar en el Atlas, aunque sí recibió el pago total acordado con Esma.

En la presentación de la obra, el lunes 17 pasado, en el que Esma bautizó como Gran Museo del Mundo Maya –edificación también envuelta en la polémica por los elevados pagos que se hacen a una empresa de los Hank Rohn, de más de 400 millones anuales durante 21 años, en el esquema de PPS-, el coordinador general y director del Instituto de Historia y Museos de Yucatán admitió que la obra tiene “inconsistencias” que algunos autores le han señalado, sin aludir a las públicas denuncias de la familia de la maestra Espadas Ancona, motivo por el cual se la retiraba de la circulación para corregirlas.

Asimismo dijo que la primera tirada fue de mil ejemplares que serían destruidos. Lo cual significa que se va a al basurero una inversión de $1.600,000, aparte todo lo gastado durante más de un año –desde abril de 2017- que comenzó la planeación y ejecución del Atlas.

Hasta hoy, ni el gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, ni ninguno de sus funcionarios, incluido su jefe de asesores y representante en el acto de presentación del Atlas, Erik Rubio Barthell, se han pronunciado al menos en pde 2017﷽﷽﷽n p´zseñalado que Xhaiyomienzxa la tiranla conducta indeboda, que fue publica y notiria.ne en el acto de presentaviunqúblico sobre las denuncias contra el señor Esma.

Se sabe, sin embargo, que el llamado “maestro” –que no puede acreditar estudios más allá del bachillerato- tendría los días contados en su cargo.

Este funcionario tiene además una denuncia por violación a los derechos humanos de sus colaboradores, interpuesta en diciembre de 2017 ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, organismo que tampoco ha procedido a sancionar la conducta indebida, que fue pública y notoria.

 

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts