Ciudad de México, octubre 22, 2020 06:55
Libre en el Sur

Alertan expertos sobre inundaciones y cuarteaduras de casas por construcción del doble túnel de Río Mixcoac

(Mariana Malagón)- Ante el empecinamiento del gobierno de Miguel Ángel Mancera de imponer sin consulta vecinal un doble túnel en la avenida Río Mixcoac –que por lo pronto ya dejó un saldo de 300 árboles talados y tendrá un costo de más de 1,400 millones de pesos del erario público–, Jacinto Ruíz Aquino, ingeniero geofísico que estudió entre otras cosas los graves colapsos de edificios que se dieron durante el terremoto de 1985 en la ciudad de México, alerta que dicha obra vial está tan mal planeada que se inundará y provocará cuarteaduras en las viviendas y edificios colindantes.

El experto, que es asesor en seguridad estructural de la Dirección del Instituto de las Construcciones en el DF, afirma que las autoridades ignoraron que la tubería en donde se construirá el deprimido vial recibe a siete ríos, en un ducto planeado para sólo uno. Lo anterior ocasionará problemas hidrológicos en la construcción, es decir que cuando se presenten lluvias habrá inundaciones porque “se rebasará la capacidad de carga del entubado, el desalojo de agua oportuno no será posible y en la superficie se verán borbotones de agua en las coladeras”. Por ello, dice, para la construcción del doble túnel se debió prever la ampliación de la tubería.

Por otra parte, considera que al haberse iniciado las perforaciones de los “lentes impermeables” –que se ubican a diferentes profundidades-, el agua que se encontraba en el estrato superior está fluyendo hacia dichas perforaciones para bajar al siguiente nivel y en su lugar se generaron cavernas. “Lo que sigue en las colindancias será que se presenten cuarteaduras en las construcciones, banquetas y en el asfalto; además, los árboles se empezarán a secar debido a la falta de agua”, pronostica el especialista. Indica que ahora lo que urge es detener el problema, pues el equilibrio de los suelos ya se rompió.

Ruiz Aquino hizo sus estudios profesionales de ingeniería civil en el Instituto Politécnico Nacional y ha sido analista sísmico desde 1971; ha desarrollado proyectos de ingeniería sísmica estructural para la UNAM y diversos proyectos de la iniciativa privada. En entrevista afirma que lo que se tiene que hacer de inmediato en el caso del deprimido de Río Mixcoac es sellar y ocupar los espacios que se formaron tras la pérdida del agua.

Esto a través de una “rigidización” con cementantes naturales (ocupar los huecos para que el agua deje de perderse) de los estratos que se han perforado y las zonas colindantes a la excavación, porque el daño tiene impacto incluso fuera del sitio de la obra. Advierte que de no rigidizarse la zona se correrán graves riesgos, ya que en los suelos existe una línea de fractura.

Aunque la obra no se podrá detener y que el daño ya se ocasionó, asevera que “se tiene que exigir al gobierno que pare el problema o que se haga responsable de las consecuencias”. Y es que, asienta, a pesar de que la obra cumpla con las leyes y que cuente con un archivo completo con planos, estudios de mecánica de suelos y geofísicos, es un hecho que la construcción del deprimido está dañando a los vecinos.

NIEGAN AMPARO A VECINOS

Y mientras cunde la alerta por los riesgos que representa la construcción del deprimido vial, el Juez Noveno de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal negó un juicio de amparo contra la obra, bajo el argumento de que representante de los vecinos quejosos no demostró ser un residente afectado con la construcción del túnel, ya que presentó copia simple del comprobante de domicilio.

La resolución, que fue entregada cerca de ochos meses después de levantarse la demanda, establece que “la prueba consistente en el estado de cuenta bancaria (…) no sirve para demostrar su interés legítimo, pues fue exhibida en copia simple; por tanto, no genera convicción a este juzgado, ya que la misma carece de valor aprobatorio”. Y especifica que las copias fotostáticas tendrán valor al “arbitrio del juzgador”.

Al respecto, Raquel Eloísa Rodríguez, vecina de la colonia Florida y persona autorizada en el juicio de amparo, manifestó que se presentó el original de un estado de cuenta bancario. “Sólo nos quedamos con la copia del expediente, ellos tienen la original”, precisó. Por tal motivo, sentenció que en el caso “hay un fondo político porque la resolución es absurda”. Especuló que con dicha resolución se demuestra cómo están coludidas las autoridades. Ahora teme que la autoridad judicial dilate otros meses en dar respuesta a la impugnación, lo que resultaraá en favor de la obra.

comentarios

Artículos relacionados