Ciudad de México, noviembre 29, 2020 14:05
Libre en el Sur

Autoriza Delegación Benito Juárez tala de 14 árboles para edificación irregular en Bruno Traven; caen especies consideradas 'monumentos urbanísticos'

Después de retirar los sellos de suspensión a una obra irregular ubicada en Bruno Traven 166, colonia General Anaya, la Delegación Benito Juárez reconoció que emitió permisos para talar en ese predio 14 árboles, incluso de especies protegidas que son consideradas “monumentos urbanísticos por la Ley de Salvaguarda del Distrito Federal.

Efectivamente, en el oficio DGSU/DSMU/CO/391/13 del pasado 18 de abril, firmado por Jorge Ceballos, coordinador operativo de la Dirección General de Servicios Urbanos de esa dependencia, se asienta que con el folio 28/12 del 18 de abril del 2012 –hace justamente un año– se concedió la autorización de derribo de dichos árboles. Aunque la autorización corresponde a la gestión anterior, Ceballos ya ocupaba entonces el cargo de coordinador operativo.

De acuerdo con el oficio, obtenido a través de la Oficina de Información Pública delegacional, los árboles corresponden a las especies fresno, cedro, pino, araucaria, grevilia, jacaranda, liquidambar y colorín. El Artículo 15 de la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico del Distrito Federal establece claramente que “serán considerados monumentos urbanísticos del Distrito Federal: I) Las Especies de Ahuehuetes Taxodium Mucronatum, Sauces Salix Humboldtiana, Ahuejotes Salix Bonplandiana, Fresnos Fraxinus Undhei, Cedros Cupressus Lindley”.

De acuerdo con esa misma legislación, tales especies protegidas sólo podrían ser derribadas en caso de poner en riesgo la vida humana –o sea que nunca porque estorbasen un proyecto arquitectónico determinado– y su eliminación, en todo caso, sólo pudiese ocurrir después de un dictamen emitido por el Consejo de Salvaguarda.

La construcción ocupó el lugar número seis de una lista “de obras irregulares” suspendidas que el jefe delegacional Jorge Romero presumió por Twitter- Pero poco duró: El primero de abril pasado Libre en el Sur dio a conocer que el gobierno delegacional retiró los sellos de suspensión a la construcción de Bruno Traven, y que la manifestación de obra respectiva (RBBJ-0292-11) evidentemente no fue revocada. Trece días después este mismo periódico publicó una fotografía entregada por un vecino, donde se muestra claramente cómo suben a un camión gruesos tocones resultantes de la tala infame que ya había comenzado.

comentarios

Artículos relacionados