VÍCTOR MANUEL JUÁREZ CRUZ

Be Grand, ostentoso nombre de una inmobiliaria transnacional conocida por sus afanes depredadores, ha recibido su primer revés en suelo mexicano. Al menos por el momento, al ordenar un juez la suspensión de sus actividades en la delegación Coyoacán.

El enorme despropósito de edificar una monstruosidad de 23 pisos, en una zona dónde sólo se permiten cuatro, con más de 600 departamentos ha sido parado. Ahora hay un respiro y todos tienen tiempo de afinar armas para lograr la cancelación definitiva de dicha monstruosidad.

Podría decirse que es un triunfo de los universitarios en general y de los vecinos de Coyoacán en particular. Los primeros vieron en la ciclópea  edificación un daño patrimonial al campus de Ciudad Universitaria, declarado patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco; por su parte los avecindados en Copilco-universidad, una zona ya densamente poblada por la existencia de innumerables condominios multifamiliares, observaron los peligros ambientales y de abasto de agua por venir.

Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro

Be Grand ha crecido y multiplicado sus inversiones inmobiliarias a lo largo de la ciudad bajo la complacencia de las autoridades capitalinas, a través de la autorización de permisos de construcción y cambios en el uso del suelo. Así, vemos que se extiende desde Tacubaya hasta los límites al sur de la ciudad. Dinero para comprar voluntades o sobornar autoridades tienen de sobra. Lo deja entrever la oferta de sus megas construcciones con gimnasios, áreas verdes privadas, centros comerciales internos, roof gardens aéreos y panorámicos. O sea las delicias de una clase media alta, ávida de vivir en las alturas y ver el mundo desde paisajes panorámicos.

Miguel Ángel Mancera, aún jefe del gobierno capitalino y próximo candidato plurinominal a una senaduría por el Partido Acción Nacional (PAN), ha señalado que durante lo que quede de su cuestionada administración, el proyecto no pasará. Veremos, pues todo quedará en el terreno jurídico, pues la suspensión de la obra es por tiempo indefinido y podría ser impugnada por la constructora en los próximos días. La citada  empresa indicó que emprenderán las acciones legales correspondientes y que algunos trabajos deberán continuar, como son las excavaciones profundas.

Mancera reconoció que sólo en caso de haber un litigio por parte de Be Grand el panorama cambiará y se dará seguimiento a la obra. “Al menos en mi Administración no se va a permitir ninguna construcción que no estemos totalmente en sintonía con Ciudad Universitaria Eso es definitivo”, indicó apenas a finales dela semana pasada.

EL titular de La Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Felipe de Jesús Gutiérrez, buscará conversar con la empresa desarrolladora (depredadora, para muchos) de Be Grand a fin de replantear el proyecto. “Se lo he dicho al Secretario de Desarrollo él tiene la instrucción. Están en disposición de tener un diálogo, pero no vamos a afectar de ninguna manera el paisaje universitario, ni lo vamos a permitir, haya o no haya autorización.

“Eso no vamos a permitirlo de ninguna manera”, reiteró el Jefe de Gobierno. Sin embargo, la suspensión definitiva ordenada por un juez de distrito como parte de un juicio de amparo promovido por la UNAM, podrá ser impugnada en los siguientes días por la constructora. “Si hay un litigio y en el litigio nos vencen, eso sería otra cosa, pero nosotros no vamos a entrar en esto ni mucho menos a permitir que se afecte el paisaje, como se está planteando por la Ciudad Universitaria”, señaló Mancera al término de la semana pasada, según consta en nota del diario Reforma.

O sea que es muy posible que la inmobiliaria edifique pero con  menos pisos y menores pretensiones de altura para sus compradores. Podrán reducir el número de pisos y departamentos en una zona de alta plusvalía. Toca a los universitarios y vecinos de Coyoacán tratar de hacer valer la voz ciudadana y evitar un daño irreversible de tan rica área coyoacanense.

Por lo pronto, el arquitecto Felipe Leal, quien fuera director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y quien en su momento fue el encargado de Proyectos Especiales en la UNAM y coordinara la gestión para la declaratoria mundial de CU ha afirmado que tanto la delegación Coyoacán como la Seduvi “cometieron irregularidades al dar permisos a una obra de esa magnitud en una zona de amortiguamiento del Campus Central es decir un área donde la Unesco y las normas urbanas restringen la altura de nuevas construcciones o modificaciones”.

Veremos que triunfa: el dinero o las razones. Aunque no abrigo la esperanza de una suspensión definitiva y el paso a un nuevo proyecto más amable con su entorno.

Posdata:

Y tocando temas de la ciudad valdría la pena señalar algunos hechos recientes: nuestra capital ocupa ya  uno de los principales sitios entre las urbes más violentas del país, y por ende del mundo; en narcomenudeo se ha expandido a lo largo y ancho de nuestros límites territoriales capitalinos y cerca del 85 por ciento de estos narco emprendedores salen libres por el nuevo sistema de justicia, y vuelven a delinquir de inmediato; los asaltos violentos a comercios, casas habitación y transeúntes son a diario y por todos lados.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts