Ciudad de México, octubre 19, 2020 18:32
Libre en el Sur Opinión Rodrigo Cordera Thacker

Bernie Sanders avanza

POR RODRIGO CORDERA THACKER

Hace un par de meses escribí sobre el arranque de las primarias demócratas. Escribí sobre la posibilidad del candidato de tendencia socialdemócrata de llegar a ser el candidato del partido demócrata. Cosa que muchos todavía no creen, pero la realidad los está obligando a voltearlo a ver.

Bernie Sanders ha construido una coalición diversa, sin apoyo de grandes donatarios. Es el candidato que más dinero a recaudado ya que sus donaciones son aportaciones de 3 a 18 dólares. Y lo genial es que más de 3 millones de personas han donado a la causa y siguen donando.

Llegó la primera prueba de fuego en Iowa, donde parecía iba a tener una victoria. Pero el partido demócrata con intenciones claras de restarle el protagonismo merecido, por fallas en una aplicación los resultados tardaron más de 3 días de entregarse, anulando el discurso de victoria y cancelando el ciclo de noticas de la mañana siguiente. La noticia de ese día fue la del candidato de centro Pete Buttigieg. Que al parecer es la esperanza del
establishment demócrata para no perder el partido ante un candidato de izquierda de verdad.

Sanders. Foto: video por Twitter.

 

Después vino New Hampshire y el poderío demócrata no pudo con el momentum de Sanders. Esta victoria holgada no solo demostró que tiene un apoyo importante con los jóvenes, sino que se han unido latinos, afroamericanos, árabes, y personas de la comunidad LGBT+.

Esto empieza a preocupar al poderío económico americano. Y en algunos casos el argumento es que la maquinaria del partido republicano, que en verdad es cruel y despiadada acabará con el candidato de 79 años.

En lo personal creo que las encuestas y los opinadores profesionales no están leyendo el momento, ni lo leyeron en el 2016 cuando Hillary ganó la nominación. No están leyendo a un electorado joven y millenial que no se espanta con la palabra socialismo, y que se encuentra totalmente desencantado con el capitalismo voraz que hemos padecido. No están leyendo las ganas de cambio real y no pragmático que propuso Obama y decepcionó a una gran mayoría. No están leyendo que, ante la polarización disparada desde la casa blanca, las supuestas minorías están encontrando a un candidato que resuena con los sueños y esperanzas de un país de migrantes y un gobierno del pueblo y para el pueblo.

La próxima semana viene la primaria en Nevada, y en dos semanas vienen los famosos “super Tuesday” en donde votarán muchos estados simultáneamente. Espero que Sanders avance y que además se le dé una lección de humildad al reciente candidato incorporado de las filas del mundo financiero, Michael Bloombeeg. Que no tiene empacho en desembolsar millones en publicidad y que apuesto mis pocos centavos a que no resonará en las filas del partido demócrata.

La campaña apenas empieza y con Sanders en la delantera. La experiencia del senador por Vermont seguramente le dirá que tendrá que luchar contra todo el poderío económico de los centristas del partido, también contra todos los medios masivos y la maquinaria de violencia visual del partido republicano.

Por el momento, el momento lo tiene Bernie.

comentarios

Artículos relacionados