Ciudad de México, noviembre 29, 2020 10:07
Libre en el Sur

Cadena de ejecuciones en Benito Juárez hace temer a la PGJDF presencia del crimen organizado aquí

La ejecución de una mujer de 60 años de edad la mañana de este viernes en la colonia San Pedro de los Pinos, provocó que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) se avoque a investigar el posible vínculo de varios homicidios perpetrados en las últimas semanas en la delegación Benito Juárez, todos de manera aparentemente premeditada y planeada.
Según la policía, algunas zonas de la Delegación Benito Juárez en particular se han convertido en áreas donde al parecer la delincuencia organizada ha cometido cuatro ejecuciones, posiblemente por un ajuste de cuentas. Esas zonas son las colonias Nápoles, Ampliación Nápoles y San Pedrfo de los Pinos.
El último caso ocurrió apenas esta mañana. alrededor de las 9:30 horas, frente al edificio habitacional ubicado 167 an la Calle 11 númewro 167, colonia San Pedro de los Pinos. Según las versiones con las que se cuenta, el asesino interceptó a una mujer justo cuando salía del portón principal, y le disparó en varias ocasiones para luego darse a la fuga de inmediato. Se ha descartado ya que se tratara de un intento de robo. La víctima fue identificada como María de Lourdes Martínez Aguilar de 60 años de edad. El Ministerio Público de la Coordinación Territorial Benito Juárez Uno inició la averiguación previa correspondiente. De inmediato, las autoridades ministeriales han iniciado el estudio de la potencial relación de este caso con otros cometidos en la misma zona.
El análisis de la dependencia señala que el venezolano, Pedro David Pacheco, quien sobrevivió a un intento de ejecución el 8 de abril pasado en la cafetería The Coffee Company, ubicada en la esquina de las calles de Pennsylvania y Georgia, en la Colonia Ampliación Nápoles, al parecer está relacionado con narcotraficantes. La PGJDF entregó al extranjero a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), ya que éste declaró que llegó a la Ciudad de México para ponerse en contacto con un grupo delictiva que opera en el Estado de México y algunos puntos del DF.

Las investigaciones de la PGJDF revelaron que el sudamericano y el colombiano, Néstor Carlos Orjuela, quien fue ejecutado tres días después en la Colonia Ampliación Nápoles, eran amigos y socios; además de que ambos tenían la orden de reunirse con un grupo de delincuentes en la Delegación Benito Juárez. Pacheco tenía unas semanas viviendo en la Colonia Del Valle, donde rentó un departamento, aunque dio datos falsos a las autoridades sobre su ubicación, tampoco quiso declarar sobre la agresión que sufrió. La PGJDF detectó que el venezolano podría estar vinculado con un robo a cuentahabiente y clonación de tarjetas bancarias, por lo que fue arraigado, pero al verificar sus antecedentes penales en el sistema Plataforma México detectaron que era investigado con delitos contra la salud.

Entre esos casos se encuentra el del crimen de los hermanos Víctor y David Valencia Ramírez, ejecutados en días recientes, y a quienes se les ha vinculado con presuntas operaciones de lavado de dinero para alguna organización de la delincuencia organizada. Víctor Valencia fue asesinado el lunes pasado en el interior del restaurante La Casona ubicado en la colonia Insurgentes Mixcoac. Esta persona, originaria de Michoacán, supuestamente se dedicaba al comercio de ropa. Su hermano David Valencia, fue asesinado semanas atrás en el sur de la ciudad. Por el homicidio de Víctor Valencia, se encuentran bajo investigación tres ciudadanas de origen colombiano que lo acompañaban el día de los hechos. Las primeras investigaciones señalan que la víctima era comerciante de aguacates y vendía ropa en Michoacán, aunque la SIEDO ya solicitó información de él porque lo relaciona con delitos contra la salud.

Los datos con los que cuenta la PGJDF señala que la víctima había viajado a Cancún, luego a Morelia para finalmente llegar a la Capital, en la zona de Santa Fe, con Karla Lisette Pérez Barbosa y Diana Carolina Jaramillo Pedroza. Después se integró Gerardo Manuel Ortega Córdoba y Paola Bustamante Cardoso, y fue baleado en el restaurante ubicado en la Colonia San Pedro de los Pinos. La Procuraduría local determinó que el empresario es hermano de David Valencia Ramírez, quien fue ejecutado en un hospital del Pedregal el 30 de marzo pasado.

El martes pasado fue asesinado un hombre, de aproximadamente 35 años edad, de un disparo en la nuca cuando caminaba sobre Avenida Insurgentes y la calle Asturias en la Colonia Insurgentes Mixcoac. Las autoridades descartaron el asalto como el móvil del crimen.

Un homicidio más se registró la noche del miércoles, luego de que Juan Carlos Cejudo, quien estaba a punto de llegar a su casa, localizada en la calle Trípoli, casi esquina con Avenida División del Norte, colonia Santa Cruz Atoyac, delegación Benito Juárez, bajó de su vehículo y lo mataron de varios disparos

Según un reporte de la agencia de noticias Notimex, la PGJDF mantiene una unidad de investigación a cargo de esclarecer estos casos, y se enviará un desglose de lo que resulte a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) por lo que resulte de su competencia. Se trata de ataques efectuados en cuatro colonias principalmente, la mayoría comprendidos en el perímetro de las avenidas Insurgentes Sur, Patriotismo y Revolución.

comentarios

Artículos relacionados