Ciudad de México, junio 12, 2021 07:24
Libre en el Sur

Caso de Florida 51, ejemplo de la ‘constante violación’ al Programa Delegacional de BJ, advierten los diputados del PAN

En respuesta a la denuncia publicada en Libre en el Sur, donde se documentó que la Asamblea Legislativa del DF pretende legalizar en la colonia Nochebuena un edificio de 11 pisos donde sólo se podían construir tres niveles, los diputados locales del PAN advirtieron que ese caso es ejemplo “de la constante violación de los Programas Delegacionales de Desarrollo Urbano de Benito Juárez y Álvaro Obregón”, y que al legalizarlo la ALDF “se establece un precedente de que en la capital se puede violar la ley con total impunidad”.
En un comunicado, la fracción parlamentaria panista en la ALDF afirmó que “en el Distrito Federal es una constante que los desarrolladores inmobiliarios violen los Programas de Desarrollo Urbano en complicidad con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) local, para después solicitar a los diputados del partido en el gobierno se realicen modificaciones a los instrumentos cuando no existen las condiciones necesarias de espacios y servicios en la zonas afectadas”.
Como ejemplo, indicaron que el cambio de uso de suelo realizado en la calle de Florida, en la colonia Nochebuena de la delegación Benito Juárez, viola el Programa Parcial de Desarrollo Urbano de la zona, toda vez que éste sólo permite construcciones de tres niveles y la empresa constructora realizó una edificación de once niveles en una zona donde no existen suficientes espacios de estacionamiento y servicios de electricidad y de agua.
De acuerdo con lo publicado en Libre en el Sur el pasado miércoles 16, la Seduvi reconoció, con base en certificados de zonificación, que en el predio de Florida 51 sólo se pueden construir edificios de tres pisos como máximo. Sin embargo, desde hace meses fueron levantados 11 niveles que ahora, a posteriori, los diputados pretenden legalizar.

En la respuesta de información pública OIP/ 1133/2011, del 23 de febrero pasado, la Seduvi precisó que el predio cuenta con dos certificados de zonificación de uso de suelo y factibilidades. El primero, con folio HERO4481708 y fecha de expedición 28 de Julio de 2008, determina que “de acuerdo al Programa Parcial de Desarrollo Urbano vigente para las colonias Napoles, Ampliación Nápoles, Ciudad de los Deportes y Nochebuena, aprobado por la H. Asamblea Legislativa del Distrito Federal y publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el día 27 de Agosto de 2002, este inmueble le aplica la siguiente zonificación: H3/20 (Habitacional 3 niveles máximos de construcción y 20% de área libre)”. El segundo documento, expedido, el 21 de junio del año pasado con el folio 26798-191HEAR10, con fecha de expedición 21 de Junio de 2010, confirma a exactamente el mismo uso de suelo.

Y sin embargo hacia esa fecha, con evidente omisión de estos certificados oficiales, un edificio de 11 niveles se comenzó a construir, y actualmente se encuentra prácticamente terminado. El inmueble se conecta a través de un puente con otro inmueble de dimensiones similares, cuyo acceso es por la calle de Carolina. De las presuntas irregularidades, nadie ha dicho nada.

En su edición impresa de marzo, Libre en el Sur informó que la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF modificó el programa delegacional en Benito Juárez para permitir la construcción de ese edificio, cuando que, curiosamente ya había sido levantado. En su dictamen aprobado, esa comisión legislativa presidida por el diputado perredista Guillermo Sánchez Torres consideró que la zona del predio cumple con especificaciones técnicas y cuenta con todos los servicios, tales como vialidades, electrificación y carga suficiente de agua. Por ello, los diputados aprobaron en Florida 51 la construcción de 50 viviendas.

En su comunicado, los diputados locales del PAN también se refirieron a un predio ubicado en Palenque 461, en la colonia Narvarte, donde se construyó un Centro de Información de Estudios Avanzados, que ya se encuentra actualmente en operación sin que la autoridad correspondiente haya sancionado a la constructora, “por lo que no es congruente que hoy se modifique una norma cuando la violación del uso de suelo ha sido consumada”.

comentarios

Artículos relacionados