STAFF / LIBRE EN EL SUR

Una vez más, y a pesar de que por un tiempo pareció que se les erradicó, comerciantes ambulantes cercan el Hospital 20 de Noviembre, el principal nosocomio del ISSTE en el país, para vender alimentos sin ningún rigor sanitario.

Los ambulantes –que venden garnachas y comida pestilente—lo mismo son tolerados por autoridades capitalinas, que son responsables de las vías primarias como Avenida Coyoacán y el Eje 7 Sur Félix Cuevas, que por las locales de Benito Juárez, que tienen a su cargo calles interiores como San Lorenzo y Roberto Gayol.

Los médicos comiendo taquitos de la calle. Foto: Libre en el Sur

En esta última, prácticamente pegados a la reja del hospital localizado en la colonia Del Valle Sur, vendedores colocan mesas improvisadas cada mañana, y venden comida al aire libre, por supuesto sin licencia sanitaria prácticamente durante todo el día. Los inspectores de la Alcaldía están ausentes.

La vendimia pestilente junto a la reja del hospital. Foto: Libre en el Sur

Se pueden ver consumiendo ahí incluso a médicos del propio centro de salud. A las autoridades encargadas de sancionarlos no parece importarles que además a unos pasos de ahí hay bancos y acceso a la estación del Metro del propio hospital.

Más comerciantes informales en la esquina de Gayol y San Lorenzo. Foto: LIbre en el Sur

Sobre Félix Cuevas, apenas a unos 30 metros del acceso principal del hospital, hay dos armatostes bien puestos para la venta de tacos. Y en la parte trasera del hospital, en la contra esquina que hace con Roberto Gayol y la calle de San Lorenzo, los inspectores de la Alcaldía hacen caso omiso de su existencia.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts