Ciudad de México, octubre 24, 2020 01:51
Libre en el Sur

Cierra el restaurante Konditori de Insurgentes Sur, un ícono de la BJ durante casi medio siglo; fue “desayunadero” de políticos en los ochentas y noventas

Después más de cuatro décadas de ser sitio de reunión y punto de referencia en la delegación Benito Juárez de la capital de la República, el restaurante Konditori de la avenida Insurgentes sur, en la colonia Extremadura Insurgentes, cerró definitivamente sus puertas.

Konditori fue un café al estilo europeo que se especializa en comida internacional. Fue fundado en la Zona Rosa de la Ciudad de México y llegó a tener cuatro sucursales en dicha ciudad. En cada una de estas sucursales se encontraba un buen ambiente y calidad en el servicio.

En 1953.el matrimonio Aerenlud. de origen danés, inauguró su primer establecimiento en la esquina de Génova y Hamburgo, colonia Juárez. El concepto fundamental de Konditori era brindar lo mejor de la cocina internacional europea, poniendo especial énfasis en los pasteles y panes de alta repostería. Está combinación llevó al Konditori a convertirse en uno de los restaurantes de su giro más importantes en México.

A mediados de los años setentas abrió sus puertas la sucursal de Insurgentes Sur 1267, en la esquina con la calle Carracci. Con el paso de los años, el lugar se convirtió no solamente en uno de los restaurantes favoritos de los residentes de las colonias circundantes, como Insurgentes Extremadura, Insurgentes Mixcoac y Del Valle, sino en un lugar de reunión de intelectuales, artistas y políticos.

Hacia los años ochenta, el Konditori de Insurgentes Sur sustituyó al restaurante del hotel Diplomático, situado a unas cuadras de distancia, como “desayunadero” favorito de funcionarios, periodistas y políticos de todos los partidas En torno a sus mesas departieron numerosos personajes de la época, que ahí se reunían para charlas, tomar acuerdos u ofrecer entrevistas entre el aroma de una tasa de buen café.

Llegó así a ser uno de los referentes de la ciudad en pastelería danesa, además de gastronomía europea “servida con amor, pasión y dedicación”, según sus propietarios, que abrieron otras dos sucursales, una en Polanco y otra en Santa Fe. Se distinguió por supuesto por su pastelería europea, pero también por una fina y exclusiva cocina danesa, además de un estupendo café.

Este restaurante danés convivió mucho tiempo con otro café restaurante emblemático de la delegación Benito Juárez, ubicado en la misma colonia y a dos cuadras de distancia: La Veiga, en la esquina de Empresa, ya también desaparecida. A diferencia del sitio de gastronomía danesa, este lugar obedecía a la tradición de las cafeterías españolas establecidas en México, que incluía en su menú tanto platillos ibéricos, la paella incluida y la tortilla de patatas incluidas, como recetas de la cocina mexicana ypanadería.

El local de Konditori de Insurgentes Sur permanece ahora cerrado, lleno de recuerdos. Aún se encuentra ahí el mobiliario, aunque las mesas están sin montar. No hay ningún aviso a cerca de la determinación de cerrar el establecimiento ni sobre un posible reinicio de actividades en otra ubicación. Es sin duda una pérdida para los juarenses.

comentarios

Artículos relacionados