Ciudad de México, octubre 26, 2020 14:31
Libre en el Sur

Culpan Margarita Zavala, Ernesto Cordero y Germán Martínez a Gustavo Madero por debacle electoral del PAN; tuvo la peor votación en 25 años, dicen

A través de diferentes medios y declaraciones, tres figuras destacadas del PAN culparon al actual dirigente nacional, Gustavo Madero Muñoz, de la debacle electoral sufrida por su partido en los comicios del pasado 7 de junio, cuando obtuvo la peor votación en 25 años. Acusaron que hoy el PAN está convertido en una “fábrica de lealtades mercenarias”, donde los dueños de los grupos mandan porque tienen la llave para ‘meter’ nombres y apellidos al padrón de militantes y el dinero para ‘movilizarlos’.

Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón y aspirante a la presidencia panista, cuestionó con un video dirigido a panistas el liderazgo de Madero Muñoz por los magros resultados que el blanquiazul obtuvo en la jornada electoral del domingo pasado. Deploró el hecho de que, desde 1991, Acción Nacional haya obtenido el peor resultado a nivel federal (entre 110 y 114 curules).

Zavala dijo que “son precisamente los resultados acumulados los que nos demuestran una fragilidad por el PAN. A nivel federal, es el peor resultado que hemos tenido desde 1991. Desde hace 25 años no teníamos ese porcentaje de votos. Esto además se da cuando el PRI y su Gobierno tienen el peor nivel de aprobación y su desprestigio es tan evidente, por eso las expectativas que teníamos sin duda eran las mejores”.

Agregó que las visiones a medias, la falta de claridad como oposición a la hora de los mensajes, distracciones con temas internos de poder, acomodos y consolidaciones de los grupos, hicieron que en muchos casos nuestros resultados no fueran los que queríamos. “Es evidente que la dirigencia nacional muchas veces tuvo otras prioridades; incluso en muchas campañas, me dio la sensación de un abandono a nuestros candidatos”, reprochó.

Por su parte, el senador panista Ernesto Cordero, ex presidente del Senado, acusó a Madero Muñoz de desatender la estrategia electoral para dar prioridad a sus proyectos personales. Aseguró que su partido obtuvo el peor resultado desde 1990 en las elecciones para la Cámara de Diputados como consecuencia de los escándalos de corrupción, los moches y las fiestas de legisladores federales. Sostuvo que eso hace necesario evaluar la razón por la que el blanquiazul se ha hecho cada vez más “chiquito”.

Abundó: “Es el tema, tristemente, de prebendas económicas confundidas con gestión en la Cámara de Diputados. Tenemos que terminar con el ofrecimiento de recursos económicos a los legisladores. La raya entre eso y sobornar a un legislador es muy tenue y tenemos que terminar con eso. Hay un retroceso muy lamentable, que ya está en los ojos de todos. Tenemos, en términos de diputados, el peor resultado desde los noventas, es un retroceso enorme. Hay que reflexionar qué pasó, por qué la gente nos retiró su apoyo para tener legisladores”.

A su vez, Germán Martínez Cázares, ex presidente nacional del PAN, cuestionó duramente la gestión de Madero Muñoz en su artículo semanal en el diario Reforma, intitulado “Por qué Bronco no es del PAN”. ¿Qué le pasó al PAN?, preguntó. ¿Por qué obtuvo una pobre votación a nivel nacional, como no se había sufrido desde la elección intermedia del presidente Salinas en 1991? La dinámica y prostituida competencia interna acabó con el mérito y el debate de ideas. Ahora se premia a los “pastores” de rebaños de militantes amaestrados, y se colocan candidatos sin prestigio ni reconocimiento social. Muchos candidatos se deciden por lealtad, no por capacidad, o en el peor de los casos, por un vergonzoso mercadeo de puestos y lucros futuros.

Escribió: “Hoy Acción Nacional está convertido en una fábrica de lealtades mercenarias, donde los dueños de los grupos mandan porque tienen la llave para ‘meter’ nombres y apellidos al padrón de militantes y el dinero para ‘movilizarlos’. Tal cual. El procedimiento vicioso es el siguiente: 1. Control del padrón para tener un rebaño. 2. Elección de dirigentes con ese rebaño. 3. Administración de los recursos económicos para cebar al rebaño. 4. Selección de candidatos con el rebaño. 5. Empleos y chambas para el rebaño. Cada convención o asamblea interna es un tropel fratricida. ¡Precisamente ese modo de obtener el poder, esa perversa cadena clientelar y oscura, sin aprecio alguno por las virtudes y méritos personales, es lo que los candidatos independientes hicieron estallar por los aires! ¡¿Acaso no escuchó el PAN ese ensordecedor tronido cívico?! El ciudadano ve a los partidos como nocivos centros de privilegios indebidos, donde se cocinan gobernantes sin concurso real; o como estorbos al desarrollo de las potencialidades de los individuos.

Insistió Germán Martínez en que “Gustavo Madero debe responder por este fracaso nacional, aunque tiene victorias locales. Debe convocar a una reflexión y rendir cuentas democráticamente. No puede nadar de muertito. Pero quienes afilan cuchillos y organizan ‘horcas caudinas’ deben estar conscientes de que no hay rebaños buenos, ni maderistas, ni calderonistas, tampoco moreno-vallistas. Todos son nocivos por antilibertarios y provocan esas furiosas guerras fratricidas”.

comentarios

Artículos relacionados