Ciudad de México, octubre 28, 2020 06:52
Libre en el Sur

Delegado panista Jorge Romero agrede frontalmente a Libre en el Sur; ‘lo denunciaremos con el mayor rigor’, advierte el director

Ante nuevas agresiones, esta vez más directas y graves, del jefe delegacional en Benito Juárez contra Libre en el Sur, el director de este periódico, Francisco Ortiz Pinchetti, advirtió que se trata de un atentado contra la libertad de expresión que deberá ser denunciado “con el mayor rigor”.

La contundente respuesta del prestigiado periodista, con una trayectoria de más de 50 años en el oficio periodístico, que denuncia un “acoso permanente” por parte del delegado y los integrantes de su clan, se da luego de que el viernes 5 el panista Jorge Romero Herrera agredió frontalmente al periódico Libre en el Sur en el seno de la Asamblea Legislativa del DF, durante su comparecencia ante la Comisión de Cuenta Pública.

Al verse acorralado por la diputada juarense Dinorah Pizano, que recordó que la DBJ es la delegación que más recursos de inconformidad ha acumulado ante el Instituto de Acceso a la Información Pública (InfoDF) por ocultar datos, el panista Romero –-que ya antes agredió en redes sociales y reuniones vecinales a Libre en el Sur— pretendió intimidar al editor Francisco Ortiz Pardo, en franca violación a la Ley de Datos Personales para el Distrito Federal, al asegurar además que obedece a “otros intereses” cuando exige esas informaciones, como si el delegado tuviese alguna autoridad para imponerle una línea editorial a este periódico.

“Usted menciona –respondió el jefe delegacional a la diputada Pizano, según consta en el audio en poder de Libre en el Sur— que nosotros somos la delegación con más recursos de revisión; luego entonces quien peor le contesta a los vecinos. Lo que yo quisiera mencionarle es que de alrededor de cien recursos de revisión, permítame redondear el número, casi 85 son de dos personas, una se llama Francisco Ortiz Pardo ¿lo conoce diputada? (se escuchan risas). Eso es muy distinto a que haya cien recursos de cien vecinos. Es de dos personas con otro tipo de intereses (sic) los que han metido los recursos de revisión, lo que quizás nos aumente un poquito el ranking. Ninguna otra delegación tiene esa realidad o esos números”.

Curiosamente, buena parte de las inconformidades presentadas por Ortiz Pardo ante el IEDF se refieren a informaciones sobre obras y servicios contratados por el gobierno de Romero, cuya transparencia ha sido puesta en duda en diferentes medios de información. La agresión del delegado coincide efectivamente con que el InfoDF obligó a la DBJ a entregar a Libre en el Sur informaciones sobre esos contratos.

Por lo pronto la denuncia sobre esta nueva agresión frontal de Jorge Romero ya fue incluida con la copia del audio respectivo en el expediente abierto de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal sobre los hostigamientos diversos que han ocurrido contra Libre en el Sur a lo largo de dos años, por será requerido el jefe delegacional panista.

Ante la pretendida intimidación a un medio de información libre por parte de quien ya acumula un amplio expediente en la Comisión de Derechos Humanos del DF por estas agresiones –y que por cierto nunca ha desmentido una sola de las informaciones del periódico— el director Francisco Ortiz Pinchetti emitió una declaración en la que advierte que “no permitiremos ese amedrentamiento” y que se le dará la más amplia difusión a la denuncia de los hechos ante instancias legales y defensoras de periodistas.

El siguiente es el texto íntegro de la declaración de Francisco Ortiz Pinchetti:

Las afirmaciones irresponsables del señor Romero Herrera constituyen un atentado contra la libertad de expresión y un delito contra la Ley de Protección de Datos Personales. Al “culpar” a un medio de comunicación como el nuestro de solicitar información por las vías institucionales y recurrir a recursos de revisión ante el Instituto de Acceso a la Información Pública del DF ante la intención evidente de ocultar o negar dicha información es una aberración que´pone en evidencia las intenciones de ocultar a la ciudadanía información importante sobre el quehacer de la Delegación Benito Juárez.

Denunciamos que esta actitud de la autoridad delegacional forma parte de una política de cerrazón de la Delegación Benito Juárez ante nuestras solicitudes de información en temas tan importantes como la proliferación de construcciones ilegales, vendedores ambulantes amparados por la propia Delegación, obras públicas sobrecotizadas, trata de personas, abandono de servicios públicos y corrupción generalizada en los temas de giros mercantiles, comercio en vía pública, permisos y autorizaciones.

Hemos sido víctimas de acoso permanente por parte de la autoridad con fines de acallar a nuestro medio informativo, razón por la cual está abierto un expediente a partir de una queja nuestra en su contra ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Adicionalmente, el delegado Romero Herrera pretende inhibir nuestro derecho y el de nuestros lectores a conocer y difundir la información requerida y amedrentar a nuestro medio para que cese de formular esas solicitudes. Le advertimos de manera contundente que no permitiremos ese amedrentamiento y que por el contrario denunciaremos con el mayor rigor.

comentarios

Artículos relacionados