Ciudad de México, noviembre 27, 2020 20:29
Libre en el Sur

Denuncian en toda la DBJ escandaloso aumento en tarifas del agua; exigen diputados al GDF una explicación

Vecinos de un extremo a otro de la delegación Benito Juárez denunciaron un “escandaloso” aumento en las tarifas del agua, al estimar el gobierno capitalino una “cuota fija” por casa de 1,369 pesos en vez de hacer el cálculo con base en el consumo de cada cual. En la colonia Del Valle se registraron edificios de 16 departamentos a los que llegaron cobros por más de 24 mil pesos, correspondientes al primer bimestre del año. Esa cantidad supera por cinco veces el monto calculado en el último bimestre del 2010.

Tras reunirse anoche con vecinos de la colonia Extremadura Insurgente, ante quienes se comprometieron a recibir las boletas para tramitar las correcciones en los cobros, los diputados locales panistas de Benito Juárez Mauricio Tabe, Fernando Rodríguez Doval y Federico Manzo Sarquis exigieron en conferencia de prensa realizada esta mañana una explicaión al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) a fin de que aclare si se trata de un error o de una “imposición”.

Tabe denunció que desde el pasado fin de semana, vecinos de colonias como Narvarte, General Anaya, Letrán Valle, Nápoles, Álamos, Acacias, Extremadura Insurgentes y Del Valle, comenzaron a recibir la primera boleta del 2011, correspondiente al consumo de agua en los meses de enero y febrero, “donde de manera unilateral y sin aviso alguno se impone este cobro bajo la leyenda que a la letyra dice ‘Sistema de cuota fija’, por lo que no hay lectura del consumo de agua, aún y cuando cuentan con medidor”.

Advirtió que la fracción 2 del Artículo 172 del Código Fiscal “es muy clara”, pues “solo se puede cobrar una cuota fija en los casos en los que no haya medidor instalado, se encuentre descompuesto o exista la imposibilidad de realizar la lectura del consumo”. Por tanto, dijo el diputado, “exigimos al Sistema de Aguas explicar puntualmente esta situación y corregir el cobro de estas boletas, pues los ciudadanos no deben pagar los errores de las autoridades, si es el caso, ni tampoco ser sujetos de estigmatización alguna, toda vez que vemos nuevamente la imposición de cobros excesivos en delegaciones panistas, como es Benito Juárez, como a vecinos que están catalogados con manzanas altas”

Tabe asentó que “esta situación realmente nos hace pensar que más allá de un posible error humano es un ataque frontal a la calse media, que pareciera debe pagar el costo de la deficiente política fiscal implementada por el GDF”. Por eso, exigió al SACM “realizar cobros justos y no imponer pagos a modo”. Y agregó: “No queremos pensar que se trata nuevamente de una campaña de linchamiento a los votantes panistas, no es justo que los vecinos sean sancionados por sus decisiones políticas; quisiéramos criterios claros y objetivos, que se ajusten a la realidad de la ciudadanía y no a criterios político-electorales”.

Por su parte, el diputado Fernando Rodríguez Doval afirmó que la nueva reclasificación tarifaria no se ha traducido en una mejoría del sistema, no obstante que uno de los argumentos del GDF, el SACM y el perredismo para aprobar los aumentos fue precisamente la optimización del servicio. “Sigue igual deficiente y, en cambio, se ha castigado a muchas colonias que casualmente son las que votan por el PAN y se les ha aumentado de manera absolutamente excesiva y abusiva su tarifa de agua”, acusó el legislador al hacer un llamado a “dejar esa política facciosa”.
En tanto, el diputado Federico Manzo Sarquís denunció la falta de atención por parte de los empleados del SACM, que para atender a la ciudadanía solicitan innumerables documentos y no les dan una respuesta pronta, expedita que les permita solucionar su problema. “Estos funcionarios lo único que están haciendo es provocar la pérdida de tiempo y desgaste del ciudadano para que a final de cuentas desistan de su demanda y la corrección no se realice”, expresó.

El diputado albiazul dijo no entender la actuación de las autoridades capitalinas en este tema, pues “por un lado promocionaron la implementación de un sistema de cobro que aseguraba ahorros importantes de agua, así como el cobro justo de acuerdo al consumo domiciliario, y ahora vemos actos arbitrarios sonde sin justificación alguna imponen una tarifa sin importarles ninguno de estos factores”.



comentarios

Artículos relacionados