Ciudad de México, octubre 20, 2020 03:27
Libre en el Sur

Derechos de los adultos mayores

La población mexicana está en un proceso de envejecimiento demográfico cada vez más evidente: en 2010 la población de 60 años y más, era de 10,055,379, representando el 6.3% de la población total del país, previéndose para 2030 que las mujeres, de 60 años y más representen 18.7% del total y los hombres 16.2% del total de la población; esto como resultado del incremento de la esperanza de vida y la disminución de la fecundidad.[1]

El 72 por ciento de los mexicanos y mexicanas que tienen 60 años o más, padece vulnerabilidad social, es decir, presenta por lo menos alguna de las siguientes carencias sociales: rezago educativo, no tiene acceso a los servicios de salud ni a la seguridad social, presenta deficiencias en la calidad y los espacios de la vivienda, así como en los servicios básicos en ella y carece de acceso a la alimentación, lo que genera importantes implicaciones para el sistema de pensión y jubilación así como para el sistema de salud, lo que demanda la creación de políticas públicas por parte del Estado que atiendan las necesidades de la población adulta mayor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1996 denomina a los adultos mayores como Población Adulta Mayor (PAM), México adoptó el término a fin de evitar el uso de un lenguaje discriminativo (viejos, ancianos, seniles) y de esta manera promover la inclusión en todas las dimensiones.

La PAM en la Delegación Benito Juárez corresponde al 16.9% de un universo de 385,439 personas, es significativo este porcentaje por que equivale a 65,123 personas adultas mayores que habitan en la mencionada demarcación. El 98.9% de esta población tiene en promedio 13.5 grados de escolaridad. La población de la Benito Juárez goza de acceso a servicios educativos y de salud, existen 567 escuelas de todos los grados educativos, 28 instalaciones de salud entre hospitales, clínicas y centros de salud.[2]

La visión de avanzada de las y los legisladores de izquierda sobre la situación de la PAM en el Distrito Federal fue el punto de arranque para que en el año 2000 la Asamblea Legislativa aprobara la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores en el D.F a fin de proteger los derechos de esta población, buscar una cultura de la revaloración de la vejez y ofrecer oportunidades para las personas que transitan esta etapa.

Posteriormente en el 2002 el gobierno local diseñó una política pública alimentaria para beneficiar a esta población, años después se convirtió en un derecho universal en la capital del país, de tal forma que el 2007 se creó el Instituto para la Atención a Adultos Mayores organismo encargado de operar la política pública.

Los derechos que protege la mencionada Ley atienden los derechos fundamentales de esta población en las siguientes esferas[3]:

a.- La protección de la integridad y la dignidad de vida,

b.- De la certeza jurídica y familiar,

c. de la salud y alimentación,

d. de la educación, recreación y alimentación, del trabajo,

e. de la asistencia social y del acceso a servicios.

La PAM en el D.F. ha sido objeto de preocupación y acción, los derechos considerados en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores en el D.F son protegidos jurídicamente y a través de las políticas públicas, destaca los programas de pensión alimentación universal y visitas médicas domiciliarias.

El beneficio para la PAM de estas políticas ha sido la mejora de su calidad de vida en tanto alimentación y salud; les da mayor seguridad y favorece su autoestima, ya que para muchas personas significa revaloración, independencia y dignidad.

El respeto de los derechos humanos y sus garantías requieren que la población sujeta de derechos los ejerza con plenitud, es decir que haga uso de ellos; por tanto, es necesario que cada persona los conozca y exija.

En la Delegación Benito Juárez podrás encontrar sitios a dónde acudir cuando requieres servicios de salud, actividades artísticas, recreativas, culturales para personas adultas mayores así como programas como la entrega de sillas de ruedas.

En cumplimiento de mis obligaciones como representante popular, cuento con un espacio para brindar asesoría y apoyo en estos temas. Puedes contactarme en mi casa de gestión ubicada en Emiliano Zapata número 32-Bis, colonia Portales Oriente, o al teléfono 52 43 13 82.



[1] “Consejo Nacional de Población”, La Situación demográfica de México 2010 (en línea) http://www.conapo.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=301&Itemid=418

[3] Retomados del artículo 5 de la mencionada Ley.

comentarios

Artículos relacionados