Ciudad de México, mayo 20, 2024 00:17
Alcaldía Benito Juárez

Dermatitis, ojos irritados, dolor de estómago, esófago, oídos: Los daños del agua envenenada

‘Libre’ presenta primeros testimonios de afectados por la contaminación de agua en BJ

Se reportan también molestias respiratorias, infecciones urinarias, problemas de vista, dolores en manos y brazos y caída del cabello.

FRANCISCO ORTIZ PARDO

Wendy Lozano vive en un edificio ubicado en la calle Adolfo Prieto, en la colonia Del Valle Centro. Desde hace una semana se tiene que bañar con agua de garrafón, con todo y el “agosto” de los comerciantes, que con la escasez del agua embotellada abusan y venden el líquido de marca hasta en un 30 por ciento más.

Su caso es ejemplo de los daños que –hasta ahora– ha provocado el agua envenenada que corre por las tuberías de nueve colonias de la alcaldía Benito Juárez, donde nadie descarta mayores problemas en la salud a mediano o largo plazo porque se desconoce la química que se ha mezclado con el agua.

En su testimonio, que acompaña con fotos, describe que desde el primero de abril tiene problemas de la piel por haber usado el agua contaminada; pero lo peor es la irritación de la nariz. “La inflamación es tal que me molestan los oídos, me mandaron cortisona inyectada porque las ronchas eran muchas y muy grandes, además de la rinitis”, cuenta a Libre en el Sur. “Funcionó dos días pero mientras siga lavando, trapeando con el agua, no voy a mejorar. Me siento muy incómoda de no poder respirar”.

Con ella, decenas de personas dan sus testimonios a través de un chat en what’s app dedicado justo a eso, a hablar sobre las consecuencias del agua envenada a la que el gobierno no pone solución hasta ahora, donde no sea levantar reportes para muestras de agua en el “centro de mando” ubicado en el parque de San Lorenzo, en la colonia Tlacoquémécatl Del Valle, y repartir garrafones y prometer el abasto de agua buena con pipas, siempre y cuando los vecinos paguen el lavado previo de las cisternas y los tinacos.

Hasta el momento, el gobierno de Ciudad de México no ha emitido ningún protocolo de salud ante los daños que ya provoca el agua contaminada en nueve colonias de la AlcaldíaBenito Juárez. En el “centro de mando” ubicado en dicho parque dijeron a este reportero que no era posible establecer si convenía usar esa agua para bañarse, pues eso “depende de la piel de cada quién”. Todo ello en medio de una crisis de información que da lugar a rumores de que lo que está mezclado con agua es petróleo y el petróleo es cancerígeno.

En los reportes lo más común es irritación de la piel y los ojos, pero también se consigna dolor de estómago, de esófago y de oídos, así como molestias en vías respiratorias. Y problemas de vista. Las personas que se presentan con los nombres completos dieron su expresa autorización.

Berenice Aguilera compartió por ejemplo: “Infección urinaria, dermatitis perioral, dermatitis a la altura del abdómen, dolor de manos y brazos, dolor de cabeza, ardor y comezón en la piel”. También reportó que se le cae el cabello.

“Yo llevo con dolor de cabeza ya tres días”, puso otro usuario, Christian, el miércoles 10 de abril. “El pelo se me está cayendo muchíismo, a bonches”. Mientras Angela reportó conjuntivitis y picazón y en sus hijos menores de edad dermatitis y resequedad.

Y Dani: “Utilicé el agua para el aseo normalmente hasta el 8 de abril, hasta que comencé con ronchas, picazón, ardor en todo el cuerpo, así como ojos. Después de ese día dejé de bañarme en mi domicilio y lossíntomas se redujeron”.

Iovana acompañó su testimonio con una foto de afectaciones en su axila. “Cuando me empieza a dar comezón se inflama muchísimo”, expuso. “Mi pareja y yo tenemos irritado todo el cuero cabelludo”.

Netty dio a conocer que “tenía mucha comezón en las manos y cuando me rascaba me salían como bolitas, ampollitas o algo similar. En el cuerpo no, porque me baño en el gym que está en otra delegación. Sin embargo, desde este fin de semana, ya me bajó la molestia. También (tengo) un ligero dolor de cabeza, desde hace varios días”.

“A mí me duele y arde el esófago –dijo Ana Dufon–. Nunca había tenido problemas de ardor así, no tengo colitis o gastritis”.

“Yo tengo la lengua como si me la hubiera quemado, y mis labios igual”, contó Dolma Balcazar. “No es visible pero me molesta. También tengo molestias en los ojos, no puedo enfocar bien. De cerca sí veía bien, ahora me cuesta trabajo ver de cerca. No presento dermatitis pero sí un poco de ardor en la piel.Y también me duele la cabeza y me están doliendo los riñones, cosas que antes no padecía. Y sobre todo tengo mucha sensibilidad en los dientes”.

Alejandro Frese escribió: “Los síntomas que yo he presentado hasta ahora son irritación en la piel, en el ojo derecho por un par de días y malestar estomacal. Hasta que dejamos de beber el agua, ya que tenemos filtro. Pero ahora estamos usando agua de garrafón”.

En otro testimonio aparte, Luis Rey, de 80 años de edad, que vive por los rumbos del WTC, compartió: “He observado que desde hace como dos años el agua con filtro me sabía un poco pesada, un poco como a aceite o grasa de carro. Pero ahora sí se empeoró porque el viernes estuve muy mal, pasé pésima noche, el esófago y el estómago me ardían, sentía que me quemaban demasiado. Después de dos días con dolores fuertes de estómago interrumpí el consumo de esa agua. Cerramos la llave de la calle esperando se vacíe la cisterna para proceder a lavarla. Será un costo extra por un problema que yo no ocasione. ¿Y si no tengo dinero?”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas