Ciudad de México, octubre 25, 2020 17:56
Libre en el Sur

Derrota movimiento vecinal a delegado Jorge Romero: No colocará monumento panista en Insurgentes Sur

Tras el surgimiento de un movimiento de vecinos de diferentes colonias de la demarcación juarense, ampliamente difundido en Libre en el Sur, que se opuso a la imposición en la Avenida de los Insurgentes Sur de un monumento al fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, el jefe delegacional Jorge Romero Herrera dio marcha atrás.

La Delegación Benito Juárez ya había desmantelado un jardín que se encuentra en la esquina que hace la emblemática avenida con el Eje 6 Sur Ángel Urraza, en la colonia Insurgentes San Borja, junto a una fuente septogenaria con valor patrimonial. El monumento habría implicado la tala de hasta 16 árboles que se encuentran en ese predio, por lo que las protestas vecinales llegaron hasta la sede nacional del PAN, lo que generó ruido mediático justo en el momento en que el delegado panista aparece en su nivel más bajo en encuestas.

Romero utilizó de pretexto para cancelar el proyecto que 14 votos de diferencia a favor del monumento, resultantes de una “consulta” entre vecinos de San Borja, no eran suficientes para considerar la colocación del gran mazacote de cemento que llevaría una pequeña efigie de Gómez Morín.

Coordinadores internos de otros comités ciudadanos de diferentes colonias, particularmente del poniente de la delegación, están en alerta para impedir lo que consideran un uso político de la gestión gubernamental, pues la colocación del monumento en otros sitio de la demarcación, lo que no ha sido descartado por el jefe delegacional, se daría a sólo nueve meses de las elecciones locales y en todo caso es el PAN el que como institución que está cumpliendo 75 años de existencia debe hacer los trámites respectivos ante el Gobierno del Distrito Federal.

La pretensión de imponer el monumento a Gómez Morín ha recibido también las críticas de la diputada perredista Dinorah Pizano, que considera que en vez de buscar recuperar puntos en popularidad con este tipo de acciones, Jorge Romero debe invertir el tiempo en solucionar los diferentes problemas que aquejan a la DBJ, especialmente las obras de construcción irregulares, el ambulantaje y la deficiencia en los servicios.

De acuerdo con una nota de Excélsior, efectivamente el delegado juarense aceptó que la colocación del monumento obedece a un interés partidista y que es el Comité Ejecutivo Nacional del PAN el que decidiría una nueva ubicación, priorizando algún sitio de la demarcación. “El Comité Ejecutivo del PAN es el que está decidiendo las nuevas sedes, porque esta decisión no es un programa delegacional”, soltó de plano Romero. “Estoy a la espera de las propuestas que ellos me hagan”. (En la foto, protesta vecinal frente a la sede nacional del PAN, el 11 de septiembre).

comentarios

Artículos relacionados