Ciudad de México, septiembre 28, 2020 22:25
Vida

Es hoy Día Internacional de la Cerveza, ¿lo sabías?

GEMY CAVI

Fue una mera casualidad lo que hoy descubrí sin querer al abrir un portal cuyo nombre siempre me ha parecido muy simpático “MelodijoLola”, gracias al cual reproduzco y difundo este magno acontecimiento sobre todo para los amantes de esta bebida.

Resulta que cada primer viernes de agosto se celebra el Día Internacional de la Cerveza y por eso hoy, 7 de agosto, en su conmemoración, conoceremos cómo fue que esta peculiar, refrescante y muy querida bebida llegó a nuestro país.

En el portal del Instituto de Antropología e Historia publico el libro “Apuntes para la historia de la cerveza en México”, cuyos autores son María del Carmen Reyna y Jean – Paul Krammer, mismos que emprenden un viaje a través de la historia, registrada aproximadamente nueve mil años y que dan a conocer los orígenes de esta popular bebida, la cual se remonta al Medio Oriente.

María del Carmen, señala en su recorrido que aunque la cerveza no fue precisamente la primera bebida fermentada que llego al palada humano, sin duda fue una de las más antiguas y hoy es, quizás la más popular del mundo.

Fue en 1542 cuando el monarca Carlos V autorizo que en la Nueva España se pudiera elaborar cerveza, misma que se producía en una fábrica dirigida por el español Alfonso de Herrera en Amecameca.

“Traían maestros cerveceros europeos para poder hacerla, que tenían la habilidad, práctica y experiencia necesaria. Esta primera cervecería permaneció alrededor de cuatro o cinco años, pues no tenía las condiciones para subsistir. Además las primeras cervezas salían muy caras, y por lo mismo, la producción era mínima. Por ello se decidió mejor traerla en barcos, pero este transporte debía de tener ciertas condiciones para que la bebida no se echara a perder”.

Y es que es sabido que en 1516, Guillermo de Baviera, Alemania , aprobó la “Ley de la Pureza”, misma que establecía que la cerveza auténtica debía de llevar sólo cuatro ingredientes, los cuales son: agua, cebada, lupus y levadura. Con ello los monjes eran los expertos en elaborar la cerveza de una manera casi secreta y exclusiva.

En la ciudad de México, se instaló la primera cervecería, sin éxito,  en la calle de Revillagigedo, a cargo de la familia Centolla. Otra más se instaló en el ex convento de San Agustín, ubicado en Isabela Católica y República de El Salvador., y permaneció abierta de 1829 a 1861.

Otra fábrica se instaló en el Hospicio de Pobre en Balderas y avenida Juárez.  Este era rentado por productores de origen europeo y contaba con todos los recursos para su elaboración pues poseía mercedes de agua.

También en Chihuahua, Sonora y Jalisco se establecieron algunas de las primeras cervecerías y después se abrieron más al sur del país.

“La inestabilidad del siglo XIX no hizo posible que se fortalecieran la fábricas de cerveza. Sin embargo, a mediados de esa centuría, empezó a haber una mayor demanda de esta bebida, que poco a poco iba desplazando al pulque. La cerveza también se consideraba medicinal, a los niños se les daba un traguito para tranquilizarlos por efectos del lúpulo”, menciona María del Carmen Reyna.

Una de las primera empresa cervezas grandes fue la de Grupo Modelo, fundada en 1925 por españoles, quienes también contrataban a fabricantes extranjeros.

Después surgió Corona, actualmente exporta a muchos países en el mundo y posteriormente  llegaron Indio. Tecate, Cuauthémoc, Yucateca, Moctezuma, entre otros.

La historiadora menciona que actualmente la industria cervecera mexicana vende mucho en todo el mundo y que de entre los países que consumen  más cervezas está, además de México, República Checa, Alemania, España, Francia, Austria, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca, y Estados Unidos.

comentarios