Ciudad de México, febrero 25, 2021 10:48
Febrero 2021

Dos naciones / Amor en la pandemia

El Covid pasó de ser un tema de sobre mesa como la noticia del día, a ser el reporte matutino, vespertino y nocturno, pasando de la sala como una visita, al cuarto de televisión, la bañera y hasta en la cama y haciéndose parte del entorno, como un miembro más de la familia.

POR ANNE-MARIEKE VEENSTRA Y DIEGO ELIZARRARÁS CERDA

En nuestro caso y casa, como lo ha sido en la mayoría de las familias, la pandemia entró por la puerta trasera o por alguna de las ventanas que quedaron ligeramente abiertas, primero pasando inadvertida, y poco a poco se fue haciendo más presente. De solo quedarse en la sala en un inicio, fue entrando en confianza y se empezó a extender y mover libremente por toda la casa. Siendo parte de nuestras conversaciones poco a poco, escuchando lo que teníamos que decir, asintiendo o negando con la cabeza hasta llegar a opinar para sumar algún comentario, estar de acuerdo o contradecirnos. El Covid pasó de ser un tema de sobre mesa como la noticia del día, a ser el reporte matutino, vespertino y nocturno, pasando de la sala como una visita, al cuarto de televisión, la bañera y hasta en la cama y haciéndose parte del entorno, como un miembro más de la familia.

Diego: Los cambios son muchos, sin embargo, como todo lo que se vuelve frecuente, se va normalizando como parte de una realidad ajustada, algunas actividades han cobrado mayor importancia en términos de la convivencia; por ejemplo cocinar, más el fin de semana, donde hemos ampliado el menú familiar de acuerdo a los antojos que anteriormente satisfacíamos en menor o mayor grado en algún restaurante. Por mi trabajo no he dejado de salir todos los días, y aunque pudiera ser muy parecida la rutina el tema de siempre es el coronavirus y con ello sin duda hay una perspectiva distinta de lo que finalmente resulta importante.

Anne-Merieke-: Soy holandesa y mi formación es en temas de salud, por lo que hablar del covid es algo que está en nuestra conversación todos los días, desde la perspectiva de lo que veo en México y de lo que pasa en Holanda. Después de más de 25 años en México, dentro del entorno y la idiosincrasia de cada país, en términos de la dinámica de pareja, estos nuevos horarios nos dan oportunidad de mayor convivencia, así como de valorar tanto la importancia de la pareja como de la individualidad, tanto del silencio como de los espacios. Sin dejar de lado lo adverso del momento, pues como a muchos de ser un tema de interés y preocupación general hemos visto cómo el circulo se va cerrando hasta vivirlo muy cercano con familiares y seres queridos. Sin duda una tragedia como ésta te permite poner las cosas importantes en perspectiva.


Ella es enfermera. Él es químico.

comentarios

Artículos relacionados