ADRIANA RODRÍGUEZ

Roberto Castillo se lanzó por una diputación local por el Distrito 26 (Benito Juárez-Coyoacán) con una propuesta que a muchos les pareció fresca y al margen de los partidos políticos, de la “partidocracia”.

Además, sobrepasó el número de firmas necesarias para obtener la candidatura sin que se le adjudicaran irregularidades, como sí ocurrió con otros independientes. Pero el domingo pasado no obtuvo los votos necesarios para una curul en el palacio de Donceles.

La noche del 1 de julio, al enterarse de los resultados de las elecciones, Castillo estuvo acompañado por seguidores en el Parque Aurora, en Coyoacán. En ese momento se dibujaron muchas caras tristes, pero el apoyo se refrendó.

Para el joven de 27 años este proceso ha sido una experiencia de claroscuros. Por un lado, el no obtener la diputación y por el otro, el apoyo de la gente, pues de 30 voluntarios terminaron siendo 12 mil personas, en su mayoría jóvenes que se entregaban al proyecto de nueve de la mañana a nueve de la noche.

Roberto Castillo. Foto: Especial

 

Fueron 12 mil personas que dieron su tiempo sin recibir ningún tipo de compensación económica. A algunos los apoyaron sus familias; otros recurrían a su tiempo libre para salir a las calles y convencer a los vecinos. Se trató de seis meses de trabajo tocando casa por casa, donde se encontró de todo: desde personas que recibieron esta propuesta de manera entusiasta hasta aquellos que rechazaron escuchar porque simplemente ya no creen en los candidatos.

En contraparte, sin experiencia política, ni apoyo de ningún partido, haciendo propaganda con cartones, pinturas y mucha creatividad, hubo quien pensaba que era una pérdida de tiempo lanzarse a competir con esos políticos que cuentan con el cobijo de toda una estructura.

Castillo considera que la victoria de Morena a nivel nacional y local se dio porque los votantes consideraron su propuesta como una opción verdadera de cambio.

“Teníamos cosas que de alguna manera competían directamente con las propuestas de Morena”, comenta ahora, en entrevista. “Nosotros ganamos en 2015 con Kumamoto en Jalisco. Somos ciudadanos tratando de hacer política de manera honesta, austera, transparente, queriendo reemplazar una fuerza política que no nos representa”.

Sin embargo, dice Roberto, el no obtener la candidatura no es una derrota, pues fue una de las candidaturas independientes con mayor número de votos, además de que la fuerza independiente a la que pertenece, junto con Pedro Kumamoto, alcanzó ya un millón de votos a nivel nacional.

Castillo, originario de Baja California, no quita el dedo del renglón. El no haber logrado convertirse en diputado no representa para él impedimento para continuar con su proyecto, pues planea seguir realizando encuentros con vecinos para escuchar sus quejas y propuestas.

Y este sábado inició un encuentro con las personas que quieran formar parte de Wikipolítica y el propósito es darle seguimiento al trabajo realizado en campaña de tocar puertas. “Se trata de seguir acompañados y demostrar que no se trata de una vez cada tres años o cada seis.”

De esta manera se pretende impulsar temas que tienen que ver con la propuesta de alcaldías abiertas, regulación de predios inmobiliarios, entre otros, a pesar de no tener un puesto legislativo en el Congreso local.

“Ya lo habíamos hecho antes, podemos seguir haciéndolo”, se anima. “Seguir fortaleciendo una fuerza para una candidatura independiente que no tenía dinero, que no tenía el respaldo de un partido, el haberle ganado a Nueva Alianza, Encuentro Social, haberle ganado al Partido Humanista no es algo menor y creo que tenemos algo con lo cual podemos seguir construyendo”.

Las condiciones entre independientes y partidos políticos no le parecen igualitarias a Castillo. Él y su equipo se prepararán para la siguiente contienda, pero a la vez reflexionarán si el esquema de candidaturas independientes seguirá siendo el apropiado, por lo que no se descarta que Wikipolítica se transforme en un partido.

“Eso estará a discusión al interior de Wikipolítica tanto a nivel nacional como en la Ciudad de México”, precisa.

–¿Qué aprendizaje te dejó esta contienda?

–Que somos más los que queremos hacer bien las cosas. Solo falta que nos organicemos porque justamente quienes quieren hacer las cosas mal, quienes se quieren aprovechar de las personas son quienes se organizan bien; ahí el caso del Frente.

–¿Qué sigue para Roberto Castillo a nivel personal?

Primero quiero descansar unos días, ver a la familia, a los amigos que no veo hace bastante tiempo; y evidentemente pensar en algún trabajo y en volver lo más pronto posible a las colonias. Y también estoy viendo si puedo hacer una maestría…

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts