Ciudad de México, octubre 20, 2020 04:08
Ciudad de México Elecciones 2018 Leticia Calderón Chelius Opinión

El elefante en la sala

LETICIA CALDERÓN CHELIUS

El pasado miércoles 18 de abril se llevó a cabo el debate entre los candidatos aspirantes a gobernar la Ciudad de México. Se discutieron dos bloques de temas, urbanismo y sustentabilidad y seguridad y justicia. Ambos temas son tan amplios y complejos que se podían discutir tantos ideas como la imaginación lo permitiera y así ocurrió. Hubo de todo, desde referencias históricas, poemas, menciones a superhéroes y  promesas que más que animar atemorizaban, como la de extender el control militar en las calles de la ciudad y extremar la vigilancia vía cámaras en toda la ciudad. Nadie propuso renovar la relación entre la autoridad y la ciudadanía a nivel de ventanilla donde ese ubican la mayor cantidad de frustraciones e impunidad. Es ahí, en el trato humano y no solo en la tecnología, donde esta el gran detalle que hunde nuestra ciudad.

Para estas elecciones tenemos 5 señoras candidatas y dos señores candidatos con perfiles muy variados,  lo que no esta mal para una ciudad que concentra el mayor número de mujeres que viven solas sea por soltería, divorcio, viudez de todo el país. Las candidatas son ellas mismas una buena muestra de esa diversidad. Solteras o divorciadas, jefas de familia y madres solteras, con escolaridades que en promedio ostentan mínimo una licenciatura e incluso un doctorado en el caso de la candidata de MORENA.  En el caso de los señores candidatos es interesante que el de mayor edad, Marco Rascón, es más bien una mentalidad joven con años encima, mientras que el de menor edad, Mikel Areola, es un joven viejo en el sentido de ideas más conservadoras con un discurso rígido respecto a la noción de familia tradicional y concepción del orden que propone para la ciudad.

Periodistas observan el primer debate de candidatos a la Jefatura de Gobierno. Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro

 

De las candidatas salvo excepciones, son viejas conocidas de tiempo atras. La Sra. Purificación Carpinteyro una experta en telecomunicaciones que tuvo su momento de gloria cuando fue diputada el sexenio pasado, la Sra. Barrales con una carrera sindical y miembro del equipo de Miguel Ángel Mancera de manera cercana, La Dra. Sheinbaum como se le recordó en el debate, Secretaria hace 10 años, encargada de varios proyectos que hoy marcan a nuestra ciudad como la implementación del metrobús a lo largo de Insurgentes, la construcción del segundo piso del periférico (la parte que no cobran insistió en decirlo) y el control de las partículas de ozono que en su tiempo lograron contenerse. Las candidatas que no ubicábamos son la Sra. Mariana Boy y la Sra. Lorena Osornio.

La primera sorprendió porque fue activista en Greenpeace y acabó siendo abanderada por el nada respetable Partido Verde Ecologista de México que fue expulsado hace unos años de la organización mundial de partidos y redes ambientalistas del mundo. En el caso de la Sra. Osornio si bien es la candidata independiente, su sello de identidad viene de ser la nuera de una líder barrial muy poderosa en la ciudad, lo que presuntamente le permitió conseguir las firmas para lograr la candidatura.

Como nota de color resulta interesante que de los 7 candidatos 4 viven en Las Lomas o por aquellos rumbos de Santa Fe, Barrales, Carpinteyro, Arreola y Boy.  Residentes del centro son Rascón y Osornio y del sur, Sheinbaum. Este dato no es trivial porque la representación por lugar de residencia de más de la mitad de los candidatos esta muy lejos de la inmensa mayoría de la ciudadanía de esta urbe, inclusive hasta de la clase media y media alta, que se ubica sobre todo en colonias céntricas de la ciudad, bastante lejos de las partes altas donde están algunas de las colonias más ricas de este país, lo que sin duda marca la manera como dichos candidatos conciben a la Ciudad.

En este primer debate ninguna propuesta fue especialmente novedosa e incluso algunas podrían complementarse y no estaría mal. No sorprende que se considere el tema del agua como central lo mismo que la movilidad que es una verdadera pesadilla, ya que esto se le podría ocurrir casi a cualquier chilango, lo que puede explicar que abundaran las ofertas de solución que van desde abrir más líneas de metro hasta inventar nuevas vías de transporte aéreo al estilo teleférico, que en varias partes de América latina se ha hecho con bastante éxito. Pero prometer no empobrece, dicen, y si de eso se trata hasta podríamos entre todos sumarles ideas.

Sin embargo, lo que no se destacó y desde la teoría política más básica es central, es el hecho de que toda elección es en si misma una especie de referéndum sobre el gobierno vigente y en ese sentido, las propuestas de quien abandera la continuidad de un equipo, en este caso la Sra. Barrales, es mucho más fuerte que el largo rosario de ideas, por más sugerentes que puedan ser. Así es siempre, aquí y en cualquier democracia: Una elección es en si misma el refrendo o el repudio del proyecto saliente.

Por eso, no se trata solo de qué proponen los candidatos, sino de qué pensamos los ciudadanos del gobierno que se esta acabando, por lo que los debates podrán tener su encanto y numeralia,  pero quien realmente esta en medio de la sala como un elefante que todos evitan mencionar pero del que todos murmuran su nombre es: Mancera y sobre su gestión esta colgada gran parte de lo que será esta elección y nuestro voto.

comentarios

Artículos relacionados