Ciudad de México, octubre 22, 2021 07:48
Octubre 2021

El tiempo volando / De vuelta a clases

Una cosa que me gusta mucho es el olor de la madera de las sillas y mesas. Otra cosa es caminar por el patio de la escuela y más cuando está mojado.

POR FRANCESC LÓPEZ GATELL COLCHERO

Yo pienso que entré a la escuela igual que como salí hace un año y medio. Pienso esto porque salí corriendo de la escuela y entré corriendo a mi salón. Al salir hace año y medio salí corriendo por miedo a contagiarme y entré corriendo por la emoción, lógico ¿no? Pues bueno yo les contaré qué sentí de regresar a la escuela porque lo de salir corriendo es otra historia

Yo al saber que entraríamos a la escuela me puse más emocionado que un perro cuando llega su dueño, y no me dio tanto miedo que me contagiara ya que sospecho que me dio, aunque no estoy muy seguro.

Al llegar a la escuela me puse muy feliz de estar ahí y ver a mis amigos los cuales casi no había visto en la pandemia. Una cosa que me gustó mucho es el tener otra vez recreo. Algo que no me gusta es que ya estoy en sexto y mi escuela no tiene secundaria y por eso el título de mi texto. Aunque los siete años que he estado en mi escuela han sido más que suficientes. Pero estoy feliz de que entraré a la secundaria en tan solo un año, aunque no he visto ninguna secundaria por dentro, pero bueno. Al entrar a mi escuela lo primero que nos dijeron fue cómo nos sentíamos de regresar a la escuela y yo dije que muy emocionado, y después resolvemos ejercicios y todo lo normal.

Ahora llevo un mes desde que entré a la escuela y voy lunes y martes en presencial, miércoles y jueves virtual y los viernes cada quince días voy presencial. Mi mamá me prepara para el recreo unos muy ricos sandwiches de jamón con queso y mayonesa. En el recreo jugamos básicamente tres juegos: futbol, quemados y voleibol. Yo preferiría que jugáramos más juegos. Mis maestras son Silvia y Elisa las cuales son muy buenas enseñando.

Una cosa que me gusta mucho (que con la pandemia no logro percibir) es el olor de la madera de las sillas y mesas. Otra cosa es caminar por el patio de la escuela y más cuando está mojado, excepto cuando me resbalo, obvio. Debo admitir que me encanta la escuela porque a mi me encanta aprender ya que quiero ser astrónomo. FIN

comentarios

Artículos relacionados