Ciudad de México, julio 30, 2021 21:39
Libre en el Sur

Embajador del Pacto Climático Global condena ‘tala inmisericorde’ de autoridades delegacionales; escribe para 'Libre en el Sur' sobre la depredación en México

En este artículo entregado especialmente para su publicación en Libre en el Sur, Rubén D. Arvizu, director para América Latina de la organización Ocean Futures Society de Jean-Michel Cousteau, embajador del Pacto Climático Global de Ciudades y director para América Latina de la organización Nuclear Age Peace Foundation, que es consejera de paz de la ONU, critica que el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera tolere “la tala inmisericorde” en varias delegaciones de la capital mexicana. También abunda sobre su experiencia en la defensa del Nevado de Toluca y su lucha contra la depredación en el país. Este es el texto íntegro.

Por Rubén D. Arvizu

El 7 de octubre del 2013 fui invitado al programa que conduce Carmen Aristegui en CNN para hablar del cambio de categoría del Nevado de Toluca de Parque Nacional a Área de Protección de la Flora y la Fauna, y que según aseguró en esa charla el titular de la SEMARNAT, Ing. Juan José Guerra Abud, servirá para mantener los servicios ambientales de dicha Area Natural Protegida, ANP. Respetuosamente no concordé con esa aseveración y tan sólo 6 meses después mis temores se han confirmado. Según notas periodísticas como la del SOL DE TOLUCA del pasado 6 de mayo http://www.oem.com.mx/elsoldetoluca/notas/n3381704.htm, están ocurriendo verdaderos ecocidios en esa “área de protección”. Igualmente, en numerosas delegaciones del Distrito Federal, la tala inmisericorde de árboles sanos y de gran tamaño para beneficio de anuncios espectaculares y nuevas construcciones se efectúa todos los días, a pesar de protestas de vecinos y sociedades civiles. Como embajador del Pacto Climático Global de Ciudades, del cual la ciudad de México es no sólo signataria sino originaria de dicho Pacto, considero que es extraño que el Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Angel Mancera, no haga valer los derechos ciudadanos ante las graves violaciones de varias autoridades delegacionales.

Las ANP son porciones del territorio nacional, terrestres o acuáticas, y son representativas de los diferentes ecosistemas en donde el ambiente original no ha sido modificado en su esencia por la actividad del hombre y están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo. En el momento de su decreto en esta condición estaba el Nevado de Toluca y así debió conservarse. Aseguré que el cambio de estatus es un reconocimiento de la falla en el manejo y conservación del área enfatizando que falló principalmente la educación ambiental de sus habitantes y darles modo de vida sustentable. No podemos dejar de observar que las presiones políticas y económicas han llevado las cosas a tal grado que ahora resulta más fácil cambiar un estatus de protección para poder autorizar las actividades ilegales que han venido ocurriendo.

El gobierno federal ha abierto en el ex parque nacional la puerta a la explotación agrícola, pecuaria, manejo forestal e incluso a los asentamientos humanos mediante un decreto efectuado sin un debate público e informando parcialmente a la sociedad. Parcialmente porque aunque se cumplió con la ley se hizo informando solo localmente y con la participación de muchos actores locales pero la mayoría pertenecientes a gobiernos municipales y comisariados ejidales. En otras palabras, público a “favor”.

Días antes del programa en CNN habíamos solicitado mediante carta a la SEMARNAT que hiciera pública la lista de personas y organizaciones consultadas. Durante su intervención, el Secretario Guerra Abud dijo que participaron WWF, PRONATURA y Nature Conservancy, solo esta última aparece en la lista de participantes y no vota abiertamente a favor sino que hace dos observaciones: el pago de servicios ambientales y que la reforestación sea con especies nativas. Nada más.

Se nos había informado erróneamente que no había existido consulta pública, hecho que sí sucedió y que el secretario Guerra Abud nos aclaró amablemente. Sin embargo hubo un mal manejo de prensa y se dejo de informar a amplios sectores de la sociedad. Incluso al parecer no se consultó al Consejo Nacional de Áreas Naturales Protegidas lo que está obligado por ley.

Lo importante es que creemos que hay un estado de degradación del ANP, el cual es vital fuente de recarga de los acuíferos del Lerma y el Balsas que alimenta de agua a la ciudad de México. La “flexibilización” en su aprovechamiento no ha sido ni será garantía hasta el día de hoy para su conservación.

El enfoque de la conservación en México se ha dado por medio de técnicos que a través de la simplificación de un problema complejo -porque incluye a las comunidades- soslaya la realidad contemporánea. Se reduce lo complejo a lo simple en vez de concensar a los actores involucrados y sobre todo pensando en esos servicios ambientales que según el Secretario Guerra, se van a proteger.

Las lluvias torrenciales provocadas por Manuel e Ingrid nos dejaron sin duda la lección y el reconocimiento de varios expertos como Julia Carabias y ex funcionarios como José Luis Luege Tamargo de que el desorden en el cambio de uso de suelo y la deforestación son causantes de la magnitud del suceso ya que no hubo recursos naturales para paliar sus efectos. “Si ya no están los ecosistemas naturales, sino los productos de la construcción humana, entonces el evento se convierte en desastre”, escribió la ex secretaria de medio ambiente. http://aristeguinoticias.com/3009/mexico/de-sequias-a-tormentas-articulo-de-julia-carabias/
Con todo respeto para SEMARNAT, no es reduciendo las ANP como esto se va a lograr, no es haciendo a un lado a la sociedad y diciendo que deben consultar a COFEMER y el Diario Oficial de la Federación como se tiene que enterar la sociedad mexicana interesada, ni buscando los diarios del Estado de México porque así lo marca la ley.

Solo hemos solicitado una mayor apertura, información y debate para que la ciudadanía lo estudie, lo tome y lo acepte. Es muy importante el hecho de realizar una profunda sensibilización y educación ambiental para que las comunidades puedan en verdad participar en proyectos de aprovechamiento sustentable como sostiene el documento. Recientemente, un mexicano de talla internacional, el director cinematográfico Alfonso Cuarón, cuestionó públicamente al Presidente Peña Nieto y a su gobierno por la falta de claridad informativa y de consulta en el importante tema de la reforma energética.

Luz Emilia Aguilar Zinser biznieta del “ápostol del árbol”, Don Miguel Ángel de Quevedo, dijo en entrevista telefónica al diario El País que “no hay una política nacional forestal a la altura del reto que vive nuestra nación”.

El debate tiene más fondo, no es solamente por el Nevado de Toluca, incluye el Sistema Arrecifal Veracruzano, el desordenado desarrollo en Riviera Nayarit, las minas a cielo abierto en Baja California, Cabo Dorado cerca de Cabo Pulmo y proyectos como Dragon Mart en el sureste. De no ocurrir ese debate, toda la política de conservación ambiental de este país continuará supeditada a intereses económicos que sólo velan por sus ganancias y así no puede existir un verdadero desarrollo sustentable.

comentarios

Artículos relacionados