Ciudad de México, diciembre 1, 2020 06:34
Libre en el Sur

Están jefes delegacionales obligados por ley a ejercer Presupuesto Participativo; ‘hacen caravana con sombrero ajeno’, acusan vecinos

Los jefes delegacionales de las 16 jurisdicciones en que está dividida la capital están obligados por la Ley de Participación Ciudadana a ejecutar las obras decididas por los vecinos con la aplicación de los recursos del Presupuesto Participativo que les entrega también por ley el gobierno central y que para 2013 será en conjunto de más de 700 millones de pesos, equivalentes al tres por ciento del presupuesto asignado al GDF, cuyo destino se decide este domingo a través de una poco promovida Consulta Ciudadana.

Sin embargo, algunos delegados, como los de Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Gustavo A. Madero, presumen como propios los trabajos de restauración de banquetas, encarpetado de calles, instalación de luminarias y otros, propuestos por los comités vecinales de cada una de las colonias. “Los delegados hacen caravana con sombrero ajeno”, dice Rosalinda Guerrero Serdán, representante de la colonia Verónica Anzures.

En el caso de Benito Juárez, por ejemplo, la asignación que correspondió en 2012 a cada una de las 56 colonias que integran la delegación fue de 530 mil pesos. En la mayoría de los casos, los vecinos juarenses optaron por el proyecto de reposición de banquetas, dado el grave deterioro de las aceras en esa demarcación, abandonadas por años.

Para aplicar el recurso que recibe debidamente etiquetado del gobierno central, la DBJ asigna los respectivos contratos a empresas particulares, que son las que realizan las obras. “Además de que esto se presta a obvias corruptelas, resulta que la calidad de las obras dejan mucho que desear e incluso incumplen las normas técnicas establecidas, como denunció hace poco el comité de la Del Valle con base en dictámenes de empresas especializadas”, acusa Roberto Villarreal Estrías, vecino de la calle Caracci, en la colonia Insurgentes Extremadura, donde se repara una banqueta. “Además, las obras se hacen al aventón, sólo para cumplir el plazo obligatorio que vence a fin de año. Por eso ahorita vemos que están cambiando banquetas por dondequiera, porque ya están con el apuro. Y mire los escombros, el cochinero que dejan”.

Este domingo 11 se lleva a cabo la consulta ciudadana para decidir el destino de los recursos del Presupuesto Participativo 2013, pero el ejercicio ha tenido una muy escasa difusión por parte del Instituto Electoral del DF (IEDF), responsable del proceso, , por lo que la afluencia de ciudadanos se espera muy reducida. Para organizar la Consulta, el IEDF contó con 20 millones de pesos, de los cuales 5 millones los invirtió en un sistema de votación por internet que inició el 4 de noviembre y la noche del jueves cerró con 15 mil 581 sufragios.

Esta será la tercera consulta en el DF para que los vecinos de mil 751 colonias elijan de entre tres opciones la obra que quieren que se haga en su comunidad el próximo año. Cada propuesta de obra debió ser registrada por los comités vecinales creados ex profeso. En cada una de las votaciones anteriores participaron alrededor de 140 mil personas de un padrón de 7 millones de ciudadanos.

Además, de las obras ganadoras en esas consultas, los delegados aún no terminan 432 de los dos años anteriores. Según reportes oficiales, mientras que de mil 663 proyectos no precisan en qué estatus están, marcan como terminados mil 375.

(Foto: escombros abandonados en la colonia Nochebuena)

comentarios

Artículos relacionados