Ciudad de México, octubre 23, 2020 03:09
Libre en el Sur

Inician vecinos de la colonia Del Valle batalla contra los puestos grises de ambulantes auspiciados por el delegado panista Jorge Romero

El abuso en la colocación de los nuevos puestos grises de ambulantes, la mayoría de ellos que venden comida de manera ilegal, pues no cuentan con licencia sanitaria, que son promovidos por el todavía jefe delegacional panista, Jorge Romero Herrera, han hecho explotar a los vecinos de la colonia Del Valle, que ya emprenden acciones concretas para que sean retirados.

Y es que en prácticamente todas los puntos de la colonia Del Valle –Norte, Centro, Sur, Actipan, Acacias, CUPA, Tlacoquemécatl—ya fueron colocados decenas de armatostes, que se venden, de acuerdo con diferentes versiones de los propios ambulantes, en más de 100 mil pesos cada uno; ello sin contar que también depende de dónde sean colocados, pues hay zonas más caras que otras.

En el caso de uno de los puestos recientemente colocado en la calle Pilares, frente al Parque Arboledas y a un costado de la tienda Comercial Mexicana de la Del Valle, los residentes colocaron letreros en que repudian la complicidad de Romero con los ambulantes; y es que los nuevos puestos, tal como ha documentado Libre en el Sur, en efecto, son construidos clandestinamente en una “fábrica” en la colonia Piedad Narvarte que es manejada por líderes ambulantes afiliados al PAN.

Romero no sólo ha defendido esos puestos “modelo”, que de acuerdo con él dan “una mejor imagen”, sino que personal de la Delegación Benito Juárez utiliza los vehículos oficiales para trasladarlos, comúnmente de madrugada y a escondidas, desde esa fábrica clandestina –y por tanto ilegal—hasta diferentes esquina de la demarcación juarense. Fotos en poder de Libre en el Sur dan cuenta de ello.

comentarios

Artículos relacionados