Ciudad de México, octubre 26, 2020 19:29
Libre en el Sur

Jorge Romero: Una corta carrera llena de escándalos

El ex delegado en BJ y dirigente de facto del PAN en el DF, que después de asegurar una curul plurinominal ha desaparecido de la vida pública en momentos en que su presencia no favorecería electoralmente a su partido, colocó a Christian Von Roehrich como candidato a la Jefatura Delegacional.

Por David Martínez Huerta / SinEmbargo

La última vez que se vio a Jorge Romero Herrera en un acto público fue en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), el pasado 19 de marzo, día en que el Partido Acción Nacional (PAN) capitalino registró a sus candidatos ante la autoridad electoral.

Jorge Romero, jefe delegacional de Benito Juárez con licencia, ha permanecido en las sombras en el último mes. Ha optado por tener un bajo perfil, a pesar de que no sólo tiene asegurada una curul en la próxima legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) sino que es casi un hecho que será designado coordinador de la futura bancada panista.

Ni siquiera estuvo presente en el arranque de la campaña de quien podría ser su sucesor, el Diputado local con licencia, Christian von Roerich, en un intento por bajar la intensidad de los escándalos que han acompañado su gestión como Delegado.

La estrategia de Romero Herrera no sorprende ni a sus críticos ni a sus compañeros de partido, de hecho, ambos bandos consideran que el político de 36 años no da un paso si no está calculado para fincar su carrera política.

Este sistema lo ha llevado a controlar al PAN en el Distrito Federal, al grado de colocar a personajes afines en sitios clave, como es el caso del propio presidente del PAN, Mauricio Tabe Echartea, o a Von Roerich como candidato a sustituirlo en la Delegación Benito Juárez.

Asimismo logró imponer a los candidatos a las principales delegaciones que competirán en los comicios del 7 de junio, excepto en Miguel Hidalgo donde una candidata externa, Xóchitl Gálvez Ruiz, competirá para ganar la demarcación a pesar de los obstáculos que le pusieron los cercanos a Romero, por ser afín al grupo político de Santiago Creel Miranda.

El objetivo del ex jefe delegacional de Benito Juárez, coinciden propios y extraños, es la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal (GDF) y después la Presidencia de la República.

En declaraciones realizadas a SinEmbargo el pasado 19 de marzo, fecha en que se inscribió como candidato plurinominal a la Asamblea Legislativa, Romero se mostró muy optimista de que el PAN mejorara su porcentaje de votación con respecto al 2012.

En entrevista, Jorge Romero no pudo evitar mencionar que la elección del 2015 será importante no solo para tener mayor presencia en la Asamblea Legislativa y en las jefaturas delegacionales, sino porque permitirá generar la estructura necesaria para obtener por primera vez en su historia la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal. Con él encabezando esa elección.

Confió en que el PAN no solo mantendría el gobierno de la Delegación Benito Juárez sino que recuperaría la administración de Cuajimalpa y Miguel Hidalgo, y posiblemente triunfaría en Coyoacán y en Tlalpan. “Y de veras esto se va a ver, hermano, el día de la elección”, se sinceró.

CORTA Y ESCANDALOSA CARRERA

Jorge Romero inició su carrera política hace 16 años, siempre en Acción Nacional. Ha sido integrante del Comité Directivo Regional en el Distrito Federal, secretario juvenil del PAN-DF, consejero regional de 2004 a 2007 y consejero nacional de 2010 a la fecha.

Romero Herrera se autodefine como “miembro de una generación de panistas que ha decidido construir con determinación y responsabilidad la transformación de nuestro México”.

Sin embargo, el periodista Francisco Ortiz Pinchetti, quien ha seguido de cerca la carrera política de este panista, prácticamente desde sus comienzos, definió a Jorge Romero como un “farsante”, como “el prototipo de los panistas que han resquebrajado, denigrado y hundido a su partido en los últimos años”.

Jorge Romero fue Diputado local plurinominal en la IV Legislatura, en el periodo 2006 a 2009. Desde allí tejió los lazos para construir su carrera política en la Delegación Benito Juárez, colocar a su gente en puestos estratégicos del PAN local y eliminar a la oposición.

De hecho no es casualidad que el Distrito Federal sea uno de los lugares en donde más panistas destacados han abandonado las filas del partido en busca de mejores opciones para continuar sus carreras políticas.

Según documenta un amplio reportaje del diario Libre en el Sur, el grupo político de Jorge Romero tiene un nombre peculiar “Los Ocean”, supuestamente el nombre deriva del restaurante “Ocean Drive” sitio que era centro de reunión y entretenimiento del grupo naciente.

“Los Ocean” cobraban en la Asamblea Legislativa pero no trabajaban para legislar a favor de la ciudadanía, sino para construir sus propias careras políticas.

Integran el grupo: Santiago Taboada Cortina quien se desempeño como asesor en la Comisión de Juventud de la ALDF; Mauricio Tabe Echartea, secretario Técnico de la Comisión, hoy presidente del PAN-DF; Christian Von Roehrich, asesor y coordinador operativo del módulo de Atención Ciudadana, hoy candidato a jefe delegacional; Andrés Atayde Rubiolo, asesor; Santiago Torreblanca Engell, secretario particular del Diputado Romero; Luis Mendoza Acevedo, coordinador del módulo de Atención Ciudadana, y Víctor Mendoza Acevedo, adscrito también a la oficina de avenida Universidad.

El periodista Francisco Ortiz Pinchetti sostiene que este grupo utilizó el módulo del propio Diputado, ubicado en Universidad 331, entre Concepción Beistegui y Torres Adalid, en la colonia Narvarte, para adulterar el padrón interno del PAN en la Delegación Benito Juárez y en el Distrito Federal mediante falsificaciones y afiliaciones masivas, con la anuencia de la hoy Senadora Mariana Gómez del Campo, que en esa época era pareja sentimental de Jorge Romero.sexpuso.

Desde esa posición tejieron la candidatura y triunfo como jefe delegacional de la Benito Juárez de uno de los suyos, Mario Alberto Palacios, quien ya en su oficina, creó para Romero la Coordinación de Gabinete y Proyectos Especiales, desde donde presuntamente era el jefe de Gobierno de facto.

ROMERO Y LA CORRUPCIÓN

Jorge Romero afirma creer en la cultura del esfuerzo y la exigencia personal para trabajar a fin de aportar valor a su comunidad.

Cuestionado por SinEmbargo el candidato a una diputación plurinominal adelantó cómo será la labor de la bancada panista en la próxima legislatura de la Asamblea Legislativa. Puntualizó que el PAN será una oposición que denuncie, pero principalmente que aporte soluciones a los problemas de la Ciudad.

Detalló que será una oposición que le haga a entender al gobierno de Miguel Ángel Mancera y al partido que gobierna desde que se vota en la Ciudad de México, que no ya no tendrán una Legislatura con mayoría absoluta.

Advirtió que no existirá una Asamblea en donde se aprueben temas por mayoría mecánica. “Lo que no va a existir es la ‘aplanadora’ legislativa en donde de nada sirve siquiera hablar. Mi estrategia es tener opciones como partido, no solo quejarnos”.

Como jefe delegacional en Benito Juárez, su gestión estuvo siempre en el ojo del huracán por presuntos escándalos de corrupción.

Según una encuesta publicada en medios el 29 de abril de este año, la corrupción es el segundo mayor problema en la demarcación. El primer sitio lo ocupa la inseguridad. Ambas en lugares muy elevados a pesar de ser la delegación con mejor calidad de vida en el Distrito Federal.

La prensa ha documentado una serie de presuntos delitos o por lo menos irregularidades que acompañarían la carrera política de Jorge Romero desde el inicio de esta: La falsificación del padrón de su propio partido en el Distrito Federal, el ostentarse como “licenciado” sin haberse titulado en la Escuela Libre de Derecho (ahora ya está titulado).

También están documentadas sus fallidas promesas de gobierno, desde la oferta para clausurar las construcciones habitacionales que no cumplieran con toda la reglamentación, limpiar las calles de la delegación capitalina del creciente ambulantaje, reordenar la vigilancia policiaca con bicicletas motorizadas que se convirtieron en chatarra, y un largo etcétera.

Jorge Romero no detuvo la construcción ilegal de condominios en Benito Juárez, sino que proliferaron.

Constructoras como Grupo Rouz han sido lo más favorecidos en el último trienio. En nada favorece la imagen del aspirante a diputado local el hecho de que justamente este contratista le vendió un penthouse a Romero Herrera con un descuento de un millón 600 mil pesos, lo que vale un departamento de dos recamaras, baño y cajón de estacionamiento en la colonia Álamos de la demarcación.

¿Hasta dónde fue favorecido Grupo Rouz? Tal vez nunca se sepa, pues antes de salir de la demarcación Romero, a través del director de Desarrollo Urbano, Jorge Carlos Acuña Ramírez, clasificó como información reservada por tiempo indefinido los permisos que ha otorgado para construcciones de tipo habitacional.

Otro caso que llamó mucho la atención durante su gestión fue la demolición de la Octava Agencia del Ministerio Público, ubicada en la esquina de Obrero Mundial y avenida Cuauhtémoc, que constituía el último vestigio del antiguo pueblo de La Piedad, para ampliar el centro comercial Parque Delta.

No importó a autoridades delegacional es y constructores que el antiguo edificio estaba catalogado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por su valor artístico por contener una barda perimetral del Siglo XVI, la cual fue respetada a los largo de los siglos. Tampoco sirvieron las demandas ciudadanas para detener el proyecto, pues sin previo aviso aparecieron las grúas y las excavadoras para demoler el edificio.

LOS PANISTAS DETENIDOS EN BRASIL

El ex Diputado Sergio Eguren, uno de los involucrados en el escándalo de los panistas detenidos en Brasil durante la Copa Mundial de Futbol . Foto: EFE

El grupo de Jorge Romero también cobró notoriedad en los medios de comunicación, pues algunos de sus integrantes: Sergio Eguren, Rafael Medina Pederzini, Mateo Codinas y Ángel Eguren, fueron detenidos en Brasil en pleno mundial de futbol, por presuntamente haber agredido sexualmente a una mujer y haber provocado lesiones graves a su pareja.

Hasta ese momento Sergio Eguren laboraba en la dirección general de Desarrollo en la Delegación Benito Juárez y Rafael Medina Pederzini se desempeñaba como coordinador de Gabinete y Proyectos Especiales.

El 2 de julio de 2014, el jefe delegacional Jorge Romero los separó del cargo, mientras ellos estaban detenidos en Brasil, en un intento por deslindarse del escándalo mediático que se avecinaba.

Varios medios publicaron que la empresa de informática Oracle, o una subsidiaria suya, habría financiado el viaje de los funcionarios panistas al Mundial de Fútbol, con todos los gastos pagados, como un agradecimiento por contratos de la Delegación Benito Juárez.

El delegado Jorge Romero Herrera negó toda relación comercial de la demarcación con empresa trasnacional de la computación.

EL PODER DE ROMERO PARA EL 2018

Jorge Romero Herrera pasará de ser presidente de la Comisión de Juventud en la IV Legislatura a líder de la bancada panista en la VII Legislatura.

¿Cómo logró esto un joven de 36 años, en medio de la crisis más importante del Partido Acción Nacional desde que logró la Presidencia de la República en el año 2000? Para el periodista Francisco Ortiz Pinchetti es precisamente gracias a esa turbulencia política que Jorge Romero sale fortalecido en el Distrito Federal.

En el año 2000, con el impulso generado por la campaña presidencial de Vicente Fox Quezada, Acción Nacional ganó cinco delegaciones capitalinas: Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Cuajimalpa.

En el 2003, las pugnas entre Fox y el PAN, así como la labor que realizó desde la Jefatura de Gobierno del DF Andrés Manuel López Obrador, permitieron al PRD reposicionarse en la capital, por lo que se redujeron a dos las delegaciones gobernadas por el PAN: Miguel Hidalgo y Benito Juárez.

Las mismas delegaciones se mantuvieron en manos del PAN en la elección del 2006. En las elecciones intermedias de 2009 el PAN consiguió tres triunfos delegacionales: Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuajimalpa.

Tres años después, tras el sangriento sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa y de la mano de la estrepitosa candidatura presidencial de Josefina Vázquez Mota, el PAN solamente pudo conservar la Delegación Benito Juárez.

El 2012 sufrió gran parte del revés que sintió el panismo en todo el país, que lo colocó como tercera fuerza política a nivel nacional.

Pero la crisis le dio fuerza a Jorge Romero porque ganó la jefatura delegacional de Benito Juárez y de pronto se convirtió en el único panista en el DF que podía dar chambas a sus correligionarios.

Así que desde 2012 Romero controla el único bastión panista que le queda al PAN en la capital, pero no solo eso, sus brazos alcanzan la delegación local panista y algunos lugares de la Asamblea Legislativa de la capital del país, nada mal para alguien que pretende colocarse como número uno en la lista de aspirantes panistas a la candidatura para ser jefe delegacional en el 2018.

(Foto: Cuartoscuro)

comentarios

Artículos relacionados