Ciudad de México, octubre 23, 2020 06:39
Alcaldía Benito Juárez Ciudad de México Delegación Benito Juárez Dinorah Pizano Osorio Opinión

JUVENTUD COMO SISTEMA / El futuro del país

DINORAH PIZANO OSORIO

Las condiciones objetivas que impregnan la realidad de millones de mexicanos continúan y no se modifican a pesar que el proceso político electoral más importante en la historia del México de las instituciones finalizó con saldos y experiencias que sin duda impactarán la vida partidista y de gobierno.

Es decir, no obstante que cada expresión política deberá valorar desempeños y pendientes, la agenda nacional no puede ser pospuesta y los grandes problemas del país demandan atención inmediata. Incluso aquello que la nación asumió como agenda continúa sin visos de avance. Me refiero a los objetivos que diversas instancias de carácter internacional como la CEPAL o Naciones Unidas trazaron bajo el horizonte del año 2030. Todo esto a razón de la reciente publicación del Banco Mundial, Atlas 2018 de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

Tráfico en Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro

Restan 12 años y vale la pena repasar algunos tópicos para medianamente bosquejar la circunstancia nacional. Por ejemplo, el punto cinco del citado documento contiene datos respecto a igualdad de género. Pero vale la pena preguntar: ¿cómo abordar dicho punto en un país como el nuestro donde la principal adversidad que enfrenta una mujer es mantener la vida? Todos los días siete mujeres son asesinadas y no existe, al día de hoy, una acción concreta de carácter transversal, cultural y social que permita advertir que dicha cifra disminuirá en el mediano plazo.

Otro apartado es el relacionado con las ciudades sustentables y comunidades. Con excepción del África subsahariana y el sur de Asia, el resto del mundo aglutina cada vez más población en las urbes. Las ciudades crecen, concentran y demandan todo tipo de servicios, desde transporte e infraestructura, hasta espacios culturales y de diversión.

En el caso concreto de la Ciudad de México un rubro que impacta en la calidad de vida es el tiempo y las condiciones de traslado. De acuerdo con el TomTom Traffic Index 2017, el cual evaluó la situación de 390 ciudades en 48 países, la capital mexicana es la que presenta mayor congestión vial, lo cual ocasiona que en promedio pasemos 66 por ciento más tiempo en cada desplazamiento. En horas pico se incrementa hasta 107 por ciento.

Lo anterior tiene implicaciones de carácter ecológico, por la cantidad de combustible consumido, contribuye a incrementar el calentamiento global, además de minar el ánimo social, pues los ciudadanos disponen de menor cantidad de tiempo libre para destinarlo a lo que mejor decidan.

Crecimiento económico y trabajo decente aparecen entre los 17 puntos del Atlas. El panorama es poco halagador en el horizonte de los próximos 12 años si tomamos en cuenta que a nivel nacional más del 45 por ciento de la Población Económicamente Activa se desenvuelve en la informalidad.

Sin seguridad social, sin sistema de ahorro para el retiro, sin posibilidades de asociación y vida orgánica, sin banca de segundo piso que permita invertir y emprender un negocio, es complejo referirse siquiera a decencia en el ámbito laboral. La economía nacional crece desde hace tres décadas al ritmo de 2.4 por ciento. Nada de lo que ocurre en los grandes temas que dotan de sociabilidad a una sociedad es producto de la casualidad.

Considero fundamental insistir en el factor tiempo como posibilidad de comenzar a modificar algunas realidades. Aún tenemos una década para perfilar y cimentar los grandes cambios de carácter político y social. Resulta un despropósito continuar bajo las rutas y recetas seguidas al día de hoy. El saldo es desfavorable para la mayoría.

 

 

 

 

comentarios

Artículos relacionados