Ciudad de México, marzo 7, 2021 02:22
Libre en el Sur

Llega ‘Libre en el Sur’ a su edición impresa número 100

Con su edición correspondiente al mes octubre, que empezó a circular este lunes 17, la versión impresa de “Libre en el Sur” llega a su número 100 y con tal motivo publica un recuento de ese centenar de meses en los que el periódico zonal gratuito ha sido no sólo testigo del devenir de la vida de los juarenses, sino que ha acompañado las demandas y luchas vecinales y frecuentemente ha incidido en la solución de sus problemas: construcciones irregulares, corrupción, tala de árboles, ambulantaje, franeleros, deterioro ambiental, así como ser un promotor de la riqueza histórica y cultural de Benito Juárez y defensor de sus mejores tradiciones.

En el texto principal de esta edición especial se recuerda que las calamidades sufridas por los vecinos de las colonias Nápoles, Ciudad de los Deportes, Nonoalco y San Pedro de los Pinos por la construcción del distribuidor vial San Antonio, fue el tema de portada del primer número de “Libre en el Sur”, en mayo de 2003. Eran los días iniciales del boom de construcciones que trastocaría la fisonomía, la cotidianidad y la calidad de vida en nuestra demarcación. Desde entonces, y a lo largo de 100 ediciones mensuales, este periódico de circulación gratuita ha tenido como divisa la atención de la problemática de la comunidad juarense, las vicisitudes de su vida diaria, las reivindicaciones vecinales y la preservación del entorno histórico y cultural de la delegación Benito Juárez.

Mes tras mes, “Libre en el Sur” ha acompañado el incipiente proceso de organización vecinal –que empieza a consolidarse con la elección de los comités ciudadanos— y ha apoyado sus demandas, sus propuestas y sus luchas, incidiendo con frecuencia en su solución. Así ocurrió en 2007 con el intento del gobierno capitalino, apoyado por el delegado Germán de la Garza, de perforar un pozo hidráulico en pleno Parque de San Lorenzo, un espacio verde protegido por La Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico de la ciudad. La oposición vecinal a esa obra, que finalmente no fue realizada, fue puntualmente seguida y documentada por el periódico zonal.

También ha apoyado las denuncias ciudadanas sobre construcciones irregulares, que se han multiplicado en la demarcación, al dar sustento a las quejas sobre demolición de inmuebles catalogados y violación del uso del suelo y normas de construcción. Dos casos notables son la clausura de los edificios de Millet 39, ya terminado, y de Millet 72, donde se pretendía construir una torre de condominios de seis niveles en pleno Parque Hundido, obra que finalmente fue detenida y adquirida por el GDF para luego ser demolida y reintegrado el predio al emblemático jardín juarense. Otras obras irregulares han sido ubicadas y documentadas en las colonias Del Valle, Portales, Mixcoac y San José Insurgentes. Parte de la problemática ha sido la destrucción de inmuebles de alto valor histórico o artístico, muchas de ellas supuestamente protegidas por las autoridades. Algunas de ellas se han salvado de la picota gracias a la denuncia de “Libre en el Sur”, como ocurrió con la llamada Casa Goya, en Mixcoac, cuya destrucción fue impedida y que ahora será destinada a una biblioteca infantil, y más recientemente la casona de Insurgentes San Borja donde funcionó la Antigua Fonda Santa Anita, cuya demolición fue detenida a partir de la publicación en estas páginas, entre otros casos. Y alude a una investigación periodística que descubrió que en el llamado “mejor lugar para vivir” ocho de cada 100 habitantes sobreviven en condiciones de miseria. Son 27 mil los pobres, los olvidados de Benito Juárez, más que en Tláhuac o Xochimilco, que viven hacinados en vecindades y barracas

El número 100 del periódico incluye también, entre otros asuntos, información sobre el II Informe del jefe delegacional Mario Alberto Palacios, la denuncia de vecinos de Insurgentes Mixcoac que se oponen a la construcción de un edificio de departamentos en Algeciras 83 que a su juicio violenta el uso del suelo en una zona considerada como patrimonio urbano; la construcción de jardineras en las aceras de Félix Cuevas, a manera de barreras para evitar la instalación de ambulantes que cada día aumentan en zonas cercanas a lasfituras estaciones del la línea 12 del Metro; un reportaje especial sobre el Polyforum Cultural Siqueiros, orgullo de nuestrea demarcación, que está por cumplir 40 años, así como las tradicionales “Calaveritas Juarenses”, que con motivo del Día de Muertos se publican año con año con el tono humorístico y sarcástico que caracteriza a ese genero para describir situaciones y personajes de la vida cotidiana y política de Benito Juárez

comentarios

Artículos relacionados