Ciudad de México, diciembre 2, 2020 22:27
Libre en el Sur

Llevan ‘Café Colosio’ al PRI capitalino; charlan sobre reforma política y mariguana

La Fundación Colosio del PRI realiza de manera itinerante el “Café Colosio”, un evento de intercambio de ideas con personajes de la vida pública. Con cafecito y galletas, efectivamente, el público es convocado a compartir opiniones con el invitado en turno, que en el caso de la noche del pasado martes 21 fue Fernando Mercado, que preside la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del DF.

Desparapajado en actitud y lenguaje, el joven político habló ante un centenar de personas reunidas en la sede del PRI capitalino de temas como la cultura, la mariguana y la reforma política. De lo primero –“mi mero mole”, enfatizó—criticó que el gobierno de Miguel Ángel Mancera en el Distrito Federal vaya a ejercer en este 2014 un presupuesto de 475 millones de pesos, que equivale apenas a la tercera parte de lo que se aplicaba en la época de Cuauhtémoc Cárdenas. “El GDF ha perdido el interés”, lamentó, “y se piensa en una cultura elitista, exclusivamente diseñada para las bellas artes, sin tomar en cuenta expresiones de cultura popular y contracultura, especialmente de los jóvenes”.

En respuesta a las preguntas formuladas por entusiastas jóvenes asistentes al evento –cuyo turno era coordinado por René Vivanco, líder vecinal de Benito Juárez–, el diputado priísta manifestó su opinión “muy personal” a favor “de un esquema de despenalización de la mariguana”, a fin de que la policía se dedique a perseguir delincuentes en lugar de utilizarlos en capturar a consumidores de la hierba. Adelanto la probable aprobación del uso de la marihuana para fines medicinales en el DF.

Sobre la Reforma Política del DF, se manifestó a favor de un rediseño geopolítico de las actuales delegaciones, pues es imposible que el gobierno de ciertas demarcaciones sobrepobladas atienda las demandas de su ciudadanía; también apoyó la implementación de los cabildos, como ocurre en los municipios. Sin embargo, precisó que es conveniente pensar en un modelo intermedio entre lo que actualmente es el funcionamiento de una jefatura delegacional y de un ayuntamiento, pues hay cosas, como las policías municipales, que no han rendido resultados.

comentarios

Artículos relacionados