Ciudad de México, mayo 24, 2024 23:44
Ciudad de México

Da manotazo AMLO a Claudia: ¡Que es Clara!

Tras dos reveses al hilo, uno porque no llegó la gente y otro porque se le insurreccionó en la Arena México, la ex Jefa de Gobierno tiene su derrota definitiva en la contienda por dejar a su sucesor.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Era lo único que el famoso bastón de mando le había dado… y fue una ilusión. Claudia Sheinbaum Pardo ha sido derrotada por quien la encumbró, el presidente de la República, en sus intenciones de decidir sobre su sucesor en la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México.

No importarán las encuestas, en las que ya se avisaba perdería Clara Brugada. Para dejar fuera a Omar García Harfuch, el ex secretario de Seguridad Ciudadana y favorito de Claudia Shienbaum, habrá bastado el pretexto de la orden del INE de repartir las candidaturas conforme a la paridad de género.

Con el partido dividido en dos, donde no pintaron los otros tres aspirantes a la candidatura de Morena a la ciudad, el anuncio de esta tarde por parte del líder de Morena, Mario Delgado, no es más que dar formalidad a una decisión tomada por el dedo presidencial, que se niega a desaparecer en el 2024: Clara Brugada, la favorita de AMLO en efecto, de siempre, será proclamada “coordinadora”, que es el nombre falso de quien será la abanderada a la Jefatura de Gobierno.

Será el puntillazo de algo que asomó hace varios días, cuando el entonces subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, sorpresivamente involcuró aGarcía Harfuch en los episodios trágicos de Ayotzinapa. López Obrador no se inmutó y a su manera sostuvo que él no se metía en esa decisión. Y dejó correr la fractura en Morena.

Luego vinieron las manifiestas rebeliones de los “puros” de Morena, las clientelas, cuando primero hicieron el vacío a un evento de Claudia Sheinbaum, que tuvo que ser cancelado ante la notoria estampa de una Plaza México desolada. Y este jueves, tan solo unas horas antes de que se annunciara a los candidatos o candidatas de Morena a la Jefatura de Gobierno y otras ocho entidades que estarán en disputa el año entrante, el “pueblo bueno y sabio” se le insurreccionó a la virtual candidata presidencial, con lo que se confirma además su débil liderazgo en el partido oficial y los riesgos que ello implica.

Del lado de la porra de Clara Brugada hubo incluso quienes les gritaron “¡corruptos!”, ante el inútil, desesperado llamado al micrófono por parte de Sheinbaum para que se entendiera que se trata de un momento histórico donde lo que está en juego es la continuidad del “proyecto de transformación del país”.

La tarde de este viernes, cuando se dé a conocer oficialmente que Clara Brugada es la candidata oficial, a pesar de que no es la favorita en las encuestas, Claudia Sheeinbaum habrá de agachar la cabeza, con el consiguiente daño a la precampaña presidencial que está por comenzar. Pero en el Palacio Nacional estarán felices: López Obrador no quiere seprarse de las decisiones en el 2024 ni irse a su Quinta La Chingada.

En su columna de hace justamente una semana, el viernes 3 de noviembre, Francisco Ortiz Pinchetti, escribió los pormenores de esta historia y adelantaba ya el revés de SheInbaum y García Harfuch a manos del Presidente. Este es su texto publicado en SinEmbargo:

Se sabía de tiempo atrás que el secretario de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México no era precisamente alguien querido por el Mesías de Macuspana. Ni siquiera era bien visto por él. Suponerlo candidato al gobierno de la capital se consideraba por tanto una aberración. Y sin embargo, Claudia se creyó el cuento de trasmisión del bastón de mando y aventó a la palestra a su cercano colaborador, como aspirante con evidentes posibilidades a la postulación morenista… sin ser morenista.

Pone su ficha biográfica: Omar García Harfuch nació en Cuernavaca, Morelos, el 25 de febrero de 1982. Es hijo de Javier García Paniagua, político con amplia experiencia en instituciones de seguridad en los años sesenta y setenta, que fue titular de la Dirección Federal de Seguridad, secretario de la Reforma Agraria y secretario del Trabajo y Previsión Social en el sexenio del presidente José López Portillo y presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional. Es nieto por tanto de Marcelino García Barragán, militar revolucionario, gobernador de Jalisco y secretario de la Defensa Nacional de 1964 a 1970, en el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. Ocupaba el cargo cuando ocurrieron los hechos del 2 de octubre en Tlatelolco. Omar trabajó con los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, en áreas de seguridad pública,

Clara Brugada Molina, en cambio, ha sido seguidora fiel y cercana de Andrés Manuel. Es oriunda de la capital del país, donde nació el 12 de agosto de 1963.  Licenciada en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). En 2009 se prestó a la farsa de “Juanito” para acceder tramposamente a la delegación Iztapalapa por primera vez. Fue fundadora de Morena., diputada constituyente en CDMX y diputada federal en dos ocasiones, cargos todos ellos avalados por el Señor. Ocupa la alcaldía de Iztapalapa desde 2018 y de tiempo atrás se consideraba la candidata idónea para suceder a Claudia Sheinbaum Pardo hasta antes de que ésta se fuera aparentemente “por la libre”

El intento de “madruguete” de la jefa de Gobierno con licencia no cayó nada bien en Palacio Nacional, según ha trascendido. El caso es que Andrés Manuel hizo evidente su frialdad ante la pre candidatura del jefe policiaco y mandó a Hugo López-Gatell, el Doctor Muerte, a meter ruido en la contienda. De nada sirvió. En todas las encuestas divulgadas hasta ahora, García Harfuch aparece en punta, con un margen amplio sobre la aguerrida alcaldesa de Iztapalapa. El médico ni siquiera pinta.

Y entonces el Señor decidió accionar su dedito.

La decisión del INE de obligar a los partidos políticos a postular a cinco mujeres y cuatro hombres como candidatos a las nueve gubernaturas que se disputarán en 2024, incluida la de CDMX, ha venido a facilitarle al Presidente la maniobra. Bastó con alentar la reacción de los “duros” del movimiento contra el aspirante non grato, usar al ex subsecretario Alejandro Encinas  Rodríguez para involucrarlo tramposamente en el caso Ayotzinapa y finalmente ordenarle al jefe formal del Morena que aplique la restricción legal en la capital, para eliminar al aspirante hombre y postular a la candidata mujer: Clara Burgada Molina.

Todo este sainete se da en el marco de una contienda electoral nada fácil para  Morena. Desde 2021, cuando se efectuaron elecciones intermedias, la configuración política de la capital (dominada por la llamada izquierda desde el año 2000), cambió radicalmente. Hoy, la CDMX está cuando menos dividida en dos partes prácticamente iguales, tanto en el número de alcaldías en manos de la oposición (nueve)  y del gobierno (siete) como en las preferencias electorales reflejadas en diferentes encuestas.

No es necesario abundar en la importancia electoral que tiene la capital ni en el impacto que puede tener en el contexto de la pugna nacional. Digamos que puede ser clave en la elección de la nueva Presidenta de la República para el sexenio 2024-2030 que está ya decantada entre Claudia y la segura abanderada del Frente Amplio por México (FAM), Xóchitl Gálvez Ruiz.

Dentro de Morena, la pugna por la candidatura capitalina  ha desatado una carnicería. Es claro que la medida de posponer 10 días la decisión final  obedece a ese enfrentamiento interno. El real o ficticio audio de Martí Batres Guadarrama, jefe de Gobierno sustituto de CDMX, en la que instruye “bajar” a García Harfuch para que sea Brugada Molina la candidata de Morena es sin duda parte de esa contienda sorda, en la que evidentemente está presente la voluntad presidencial. También lo fue sin duda el escandaloso fracaso de la concentración a favor de Claudia en el Estadio Azul, el pasado 24 de octubre, que tuvo que cancelarse ¡por falta de asistentes!

Mientras tanto, el FAM optó ya por la candidatura del alcalde de Benito Juárez con licencia, Santiago Taboada Cortina. Además de encabezar las encuestas, el panista tiene desde hace rato el respaldo de la dirigencia de su partido, que es “mano” en la decisión sobre la candidatura capitalina del Frente. La mejor carta de Taboada Cortina es el resultado de su gestión en materia de seguridad pública mediante el operativo BlindarBJ, que ha colocado a esa alcaldía como la más segura del país, según encuesta del INEGI.

La decisión del INE a favor de la equidad de género vino también a facilitarle las cosas al frente opositor, que con ese argumento eliminó de plano a la alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón García.

La contienda constitucional está prácticamente cantada entre Brugada Molina, por Morena y aliados, y Taboada Cortina, por el FAM. Quizá nunca conoceremos  la “penitencia” impuesta de Sheinbaum Pardo –además del revés político que ya sufrió al ser retirado su favorito– por su pecado de desobediencia,  que es el más grave de todos.


NOTA: La madrugada de este sábado 11, diez horas después de lo anunciado, la dirigencia de Morena dio a conocer lo que aquí se adelantó. No importó que García Harfuch arrollara en la encuesta con una ventaja de casi 14 puntos. La simulación –el angaño a la gente– y el dispendio inútil marcaron, una vez más, esta jornada.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas