Ciudad de México, noviembre 24, 2020 04:08
Libre en el Sur

Mantienen vecinos plantón permanente frente a Millet 39; exigen que la DBJ realice clausura definitiva

Con la exigencia a las autoridades de la Delegación Benito Juárez de que efectúen la clausura definitiva del edificio irregular de Millet 39, en el colonia Extremadura Insurgentes, y en previsión de que la empresa inmobiliaria Rouz, propietaria del inmueble, pretenda nuevamente introducir muebles o materiales, vecinos de las inmediaciones del Parque Hundido mantienen un plantón permanente frente a la obra.

El edificio ostenta desde el sábado pasado en sus puertas y ventanas sellos de “suspensión de actividades” que por razones de seguridad colocó la Secretaría de Protección Civil del gobierno del DF, luego de que una protesta vecinal, que incluyó el bloqueo parcial de la avenida Insurgentes Sur, fue reprimida por granaderos.

Los vecinos –que na instalado una carpa proporcionada por uno de ellos– se quejan de que a diferencia de la Procuraduría Ambiental del DF (PAOT), la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), la Secretaría de Protección Civil del DF y la Comisión de Derechos Humanos capitalina, cuyos representantes acudieron de inmediato cuando se suscitaron los hechos del sábado, la Delegación Benito Juárez no ha hecho presencia alguna ni ha informado sobre su postura frente al problema ni las medidas que tomará.

Según denuncia de la Seduvi, el edificio de Millet 39 fue construido con el amparo de un permiso expedido por esa misma dependencia, pero con base en documentos apócrifos que supuestamente sustentaban un uso del suelo diferente al de la zona, que indica un máximo de tres niveles y veinte viviendas. La construcción casi terminada, tiene cinco pisos y cien viviendas. Con base en la comprobación del uso de documentos falsos, la propia Seduvi interpuso un juicio de lesividad para derogar ese permiso ante el Tribuna de lo Contencioso Administrativo del DF, que en enero pasado falló a su favor y ordenó la demolición del inmueble, que llevaba dos años clausurado. Sin embargo, el pasado 12 de abril, inesperadamente, la DBJ dispuso levantar la clausura con el argumento de que había habido “fallas” o “errores” en el procedimiento original de clausura. Una petición de la CDHDF para que la Delegación realizara una clausura “como medida precautoria” no fue atendida.

Desde el sábado pasado, uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del DF vigilan el lugar para evitar que la suspensión sea violada. Esta tarde, la patrulla P35-27 del sector Nápoles permanece frente a las puertas del edificio, donde un agente está continuamente en vigilancia.

Libre en el Sur solicitó nuevamente este lunes alguna información u opinión de la Delegación Benito Juárez sobre este caso, pero hasta las 22 horas no había recibido respuesta-

comentarios

Artículos relacionados