Ciudad de México, octubre 17, 2021 17:44
Espectáculos

Muere la diva italiana Rafaella Carrà, en Roma, a los 78 años de edad

STAFF / LIBRE EN EL SUR

De manera inesperada para su público, pues con discreción pasó por una enfermedad finalmente fatal, la cantante y diva italiana, Rafaella Carrà, murió en su casa de Roma a los 78 años de edad.

Ella, a la que en su país se consideraba inmortal con la expresión: “Nada es eterno… excepto la Carrà”.

Todavía grababa un programa de entrevistas, de esos que como conductora de televisión logró tener hasta 10 millones de espectadores.

Eso a pesar de que hace justamente cinco años expresó sus dudas acerca de la conveniencia de continuar su carrera o retirarse.  

Raffaella Roberta Pelloni, que así era su verdadero nombre, nació el 18 de Junio de 1943 en Bolonia, Italia. Desde pequeña comenzó a estudiar en una escuela de monjas, en donde detectaron rápidamente su potencial artístico y lo han hecho crecer.

Empezó su carrera profesional a los nueve años con un ‘piccolo’ papel en la película  Tormento del passato, de Mario Bonnard‘, en la que interpretó a la sensible Graciela.

De acuerdo con biografías publicadas, ella no consiguió el total apoyo de su familia para incursionar en la carrera, pero Rafaella así lo decidió y se matriculó en una escuela para estudiar cine, complementándolo con la partida hacia Hollywood. Allí participó en un film junto a Frank Sinatra bajo el nombre de El Coronel Van Ryan.

Luego de eso, Raffaella decidió regresar a Italia y, durante 1970 mostró su faceta de conductora cuando dio el primer paso al capitanear un programa llamado Canzonissima, que logró mucho éxito en Italia. Aquí Carrá popularizó el tema Tuca, tuca, lo que marcó el inicio de una carrera en que se sucedieron los éxitos.

Con la canción Rumore entró en 1975 en España logrando aún mayor éxito. En este país es donde su popularidad creció se manera meteórica tras la aparición del programa La hora de Raffaella Carrá.

Ello le dio la fuerza suficiente para conquistar el mercado sudamericano, México, Canadá y otros sitios de Europa, logrando ser querida y admirada internacionalmente. En nuestro país se volvió un clásico su atrevida canción Hay que venir al sur.

Durante la década de los ochenta siguió presentando varios programas en la RAI y Canale 5, especialmente el popular Pronto, Rafaella en la televisión pública italiana, que tuvo su homólogo en España durante cuatro años. A comienzos de 1990 en TVE comenzó Hola, Raffaella, una emisión semanal a la que luego se agregaría A las 8 con Raffaella, como un magazine diario.

En España su éxito como conductora se prolongó más allá del año 2000, mientras lanzaba un icónico disco doble con sus éxitos musicales.

La cantante fue partidaria del amor libre y no tuvo hijos. Su primer amor, Gianni Boncompagni, fue el autor de muchas de sus letras. Hasta su muerte, el 16 de abril del año pasado, vivían puerta con puerta.

Sergio Lapino, su última pareja, fue el encargado de dar la noticia de su muerte. “Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento resplandecerán siempre”.

comentarios

Artículos relacionados