Ciudad de México, diciembre 2, 2020 06:27
Libre en el Sur

Oculta DBJ a Derechos Humanos desalojo de niños de la calle de su casa hogar ‘Puente de Vida’; niega información a medios

Contrario a lo que funcionarios de la Delegación Benito Juárez aseguraron hace mes y medio, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) no fue informada sobre las condiciones en que fueron desalojados niños de la calle del albergue Puente de Vida, en la colonia Niños Héroes, desmantelado después de funcionar por tres décadas. Uno de los señalamientos centrales de vecinos inconformes con el cierre de esa casa hogar fue que no se hubiese hecho bajo supervisión personal de la CDHDF, a fin de garantizar la seguridad de los pequeños.

Acorralados por vecinos que les exigieron hablar con la verdad, esos funcionarios habían confesado el pasado 1 de noviembre que el albergue sería desmantelado. Lo que no dijeron es que se hizo prácticamente a escondidas, pues no se comunicó el traslado de los niños a la Comisión de Derechos Humanos, de acuerdo con un oficio que ese organismo entregó a través de la Oficina de Información Pública. (Oficio OIP/1130/13, expediente CDHDF/OIP/940/13, del 22 de noviembre).

Por algo la DBJ eludió dar respuesta a la solicitud de información a través de su oficina de transparencia. Así, cuando se le pidió “informar cuántos niños y jóvenes fueron desalojados de ese lugar y cuántos y niños jóvenes fueron trasladados al albergue de Mixcoac”, así como “copia del documento que certifique el traslado”, en el oficio 6233/2Q13, girado el 4 de diciembre pasado, la Dirección de Planeación Estratégica de la DBJ respondió, valiéndose de argucias legaloides:

“La Dirección General en comento informa que el cúmulo de información que requiere no se encuentra procesada de la manera en que lo requiere, me permito proporcionarle una Consulta Directa a lo solicitado, por lo que los archivos en los cuales obra lo requerido, estarán a su disposición en un horario de 9:00 a 9:30 horas, el día viernes 21 de febrero de 2014. O sea: Dentro de dos meses y medio… ¡y sólo por 30 minutos!

En la reunión vecinal del 1 de noviembre Andrés Atayde, director de Servicios Médicos de la Delegación Benito Juárez –“no soy médico, soy licenciado”, se adelantó a precisar– reconoció que no informó a los vecinos de la desaparición del albergue Puente de Vida de manera oportuna, y se disculpó por ello. “Debimos acercarnos mucho antes”, dijo. “Tenemos tache”. Y luego dijo a Libre en el Sur que, aunque no era el responsable directo de esas gestiones, sabía que la DBJ comunicó a la CDHDF el traslado de los niños.

Por otra parte, Atayde nunca ofreció poner a consulta la desaparición del albergue, cuya casona ubicada en Guipuzcoa 56 ya es remodelada para otros fines. Apenas aceptó revisar “la propuesta” vecinal de que en el centro de adicciones se incluyan dormitorios. El funcionario dijo estar “enamorado” del proyecto del centro integral contra las adicciones, que tendrá un costó de cuatro millones de pesos. Pero dejó sin respuesta sobre por qué no se consideró otro lugar para ese centro, dado que este sitio ha sido albergue de niños y jóvenes por casi 30 años.

El extenso terreno, del que forma parte también el centro cultural Quinta Alicia, fue donado estrictamente para actividades culturales y como albergue para los niños, según los vecinos. Bajo esos propósitos, tanto el albergue Puente de Vida como el centro cultural se inauguraron en 1986. “Y ahora no nos tomaron en cuenta, así nomás quitaron el albergue sin avisarnos”, se quejó María del Socorro Rodríguez, dirigente de Grupos Unidos en la Defensa de la Quinta Alicia.

comentarios

Artículos relacionados