Ciudad de México, julio 18, 2024 02:31
Política

Oculta Secretaría de Salud revelaciones graves de la ENSANUT

Intenta dependencia que no se difunda que uno de cada dos mexicanos se atienden en el sector privado.

Trampea en comunicado para omitir los datos oficiales donde la diabetes aumentó 1.5% en solo un año.

Esconde además datos sobre baja en vacunación infantil (que cae 4.5% en apenas un año y cubre apenas al 26.6% de los niños menores de dos años) y manipula datos dobre el aumento de la obesidad y la desnutrición.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

La Secretaría de Salud (SSa) intentó ocultar el esencial dato de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) que el periódico Reforma dio a conocer como su nota principal este viernes: Que la población que usa el sistema privado de salud ha aumentado en 6 por ciento en lo que va de este sexenio.

Para ello, la SSa se valió de la omisión burda en el comunicado oficial de aspectos torales dados a conocer por especialistas encargados de la Encuesta.

Efectivamente, mientras que en el gobierno de Enrique Peña Nieto –en donde operaba el servicio del Seguro Pupular, sustituído por AMLO por el confesamente fracasado Insabi– el sistema público de salud atendía al 57% de la población que requería alguna atención médica, mientras que en el actual gobierno ha caído al 51%. Prácticamente ya es la mitad de la población la que es atendida por el sector privado.

Obviamente que no se hace referencia a que, además, en plena crisis de Covid-19, el sistema privado cubrió las necesidades del 54% de los enfermos. Y es que la pandemia ya fue borrada por decreto de la autodenominada 4T.

En el comunicado oficial de la Secretaría de Salud relativo a los resultados de la Ensanut, dados a conocer el jueves, también se omite la alarmante caída en la cobertura de vacunación para menores de edad, así como el aumento de la obesidad y la desnutrición, mientras se exalta la importancia de la Encuesta para establecer políticas públicas, que en los hechos van de mal en peor.

La ENSANUT 2022, publicada en la revista Salud Pública de México, revela que la prevalencia de enfermedades crónicas no transmitibles es para hipertensión arterial, el 47.8%; sobrepeso, 38.8%; obesidad, el 36.9%, prediabetes, 22.1%; y diabetes, 18.3%.

Así, las medidas adoptadas por Salud del gobierno obradorista, algunas incluso prohibicionistas, no dan resultados y perecen ante la demagogia de un sistema “que será como el de Dinamarca”, según el Presidente. Mientras tanto, el presupuesto para la Salud sigue siendo insuficiente.

Pero eso sí: Salud federal usa a su oficina de Comunicación Social para atenuar el impacto mediático, o sea para ocultar la cruda realidad. Por supuesto que el título es inocuo pero también falso: “Ensanut 2022 contribuye a cerrar brechas en el acceso a servicios de salud”.

En los hechos, de acuerdo con el fracaso en materia de salud en prácticamente todos los rubros, el gobierno ha ignorado los resultados de la Encuesta, un estudio riguroso que realiza cada año el Instituto Nacional de Salud Pública (dependiente a la propia Secretaría), para el que en el año 2022 se visitaron 10 mil 465 hogares.

Nada dice sobre que con la 4T prácticamente una de cada dos personas ya se atienden en servicios privados de salud, lo que, obviamente aumenta el gasto de bolsillo de la población. Esos datos, a cargo de la economista Arantxa Colchero, del mismo Instituto Nacional de Salud Pública, fueron de plano borrados en el comunicado, y sus dichos sobre otro orden de ideas vertidos en la conferencia fueron consignados hasta el párrafo número 22 del comunicado.

En la encuesta real aparece que del 51.2 por ciento que se atendió en el sector público, casi la mitad (25.2%) correspondió al IMSS; 20.5% a unidades de la Secretaría de Salud y 4.5% al ISSSTE. Y que de la población que recibe atención privada, el 17.7% corresponde a consultorios en farmacias.

Algo muy grave no se anota en el comunicado, acerca de que la cobertura del esquema completo de vacunación alcanza apenas al 26.6% de los niños de dos años, lo que representa una caída de 4.5% tan solo en un año.

En cambio, destaca el informe de la directora del Centro de Investigación Sobre Enfermedades Infecciosas del INSP, Celia Alpuche Aranda, donde asegura que la cobertura en la población mexicana con al menos una dosis de Covid (a todas luces insuficiente para proteger a la población del virus) aumentó de 73.8 por ciento en 2021 a más de 85 por ciento en el 2022. 

Y al exponer los datos de enfermedades crónicas, se consgnó que el ex director del INSP, Juan Rivera, apuntó incrementos en todos los rubros pero desde el 2006, sin que se puedan conocer los porcentajes reales de aumento durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Un solo ejemplo ilustra la manipualción del gobierno de López Obrador, a través del secretario Jorge Alcocer y el subsecretario Hugo López-Gatell, quien curiosamente no se apareció en la presentación:

Según los datos reportados por la ENSANUT 2022 para la diabetes, en el 2018 había una prevalencia del 16.8%. Cuatro años después, la prevalencia fue del 18.3%… con todo y el combate al “veneno embotellado”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas