Ciudad de México, octubre 20, 2020 21:07
Libre en el Sur

Ofrece BJ gama de opciones para vivir la Primavera; la plaza Gómez Farías se suma a atractivos

La primavera está aquí: Es tiempo de abrir los ojos, los oídos y la piel para ver, escuchar y sentir ese ámbito de color, sol, alegría y oportunidades de esparcimiento y diversión que ofrece la delegación Benito Juárez. En calles y jardines estalla la floración de las jacarandas, árboles emblemáticos de nuestra demarcación, que literalmente envuelven con su colorido violeta al paisaje urbano de colonias como la Del Valle, la Álamos, la Narvarte, la Nápoles, la San José Insurgentes o San Pedro de los Pinos. Las risas de los niños se apropian de nuestros 24 parque público –algunos de ellos lamentablemente descuidados– mientras las tertulias de jóvenes y adultos mayores se dan en torno a las meses de los cafés al aire libre que ahora proliferan en plácidos rincones como la remodelada glorieta Mariscal Sucre…

Este año, la llegada de la Primavera coincide felizmente con el estreno de la recién remodelada plaza Valentín Gómez Farías, en San Juan Mixcoac, que gracias al empeño de un grupo de vecinos hoy luce nueva fisonomía, libre de vendedores ambulantes, limpia, con su fuente de cantera pulida, piso de mármol y nuevas bancas y modernas luminarias que al anochecer dan al sitio donde aun está la casa en que vivió su niñez y adolescencia el poeta y ensayista Octavio Paz, nuestro Premio Nobel de Literatura, tonalidades cálidas en la que perduran aires pueblerinos. La restauración de esta plaza significa un logro indudable de los vecinos del barrio, que encabezados por la doctora Leticia Calderón, investigadora del Instituto Mora, y con el apoyo del diputado local Fernando Rodríguez Doval consiguieron de la Asamblea Legislativa del DF una partida especial de cinco millones de pesos para ese propósito. El organismo del Espacio Público del gobierno capitalino encomendó el proyecto al premiado arquitecto Enrique Lastra (el mismo que realizó la remodelación de la calle Madero y la Plaza de la República, en el centro de la ciudad). Toca ahora a la autoridad delegacional realizar obras complementarias, como la pavimentación de vialidades y restauración de banquetas en calles adyacentes.

Entre los parque de la demarcación destacan algunos que se han convertido en emblemáticos no sólo de la DBJ, sino de la ciudad, como el Parque Hundido (Luis G. Urbina), el de los Venados (Francisco Villa), el Arboledas o el San Lorenzo de la colonia Tlacoquemécatl del Valle; pero hay muchos más, que son áreas verdes para disfrutar la primavera: Alameda Nápoles, Álamos, Américas, Clemente Orozco, Cri-Cri, De la Insurgencia (La Bola), Félix Cuevas, Iztaccihuatl, José María Olloqui, La Moderna, Luis Pombo, María Enriqueta Camarillo, Mariscal Sucre, Miguel Alemán, Miraflores, Molinos, Periodista, Rosendo Arnaiz, San Simón, Tío Polito, Tlacoquemecátl. En meses recientes, la Delegación Benito Juárez, con la colaboración de entidades federales, ha realizado la remodelación de ocho parques de la demarcación, como parte del programa de Recuperación de Espacios Públicos. Los espacios abiertos consideran cuatro plazas, un jardín y dos deportivos. Entre las instalaciones deportivas están la Alberca Olímpica Francisco Márquez, el gimnasio Juan de la Barrera, las Escuelas Técnico-Deportivas, los deportivos Benito Juárez, Vicente Saldívar, Juan Capilla, Gumersindo Romero, Tirso Hernández, y la Ciudad de los Deportes que incluye el hoy Estadio Azul y la Monumental Plaza de Toros México.

En cuanto a lugares de diversión, en la BJ destacan la Cineteca Nacional –actualmente en remodelación– el teatro de los Insurgentes, el Polyforum Cultural Siqueiros y el World Trade Center. Templos que merecen ser visitados, Santa Cruz Atoyac, Inmaculada Concepción de María, La Piedad, San Lorenzo y Santo Domingo, en Mixcoac. Es también asentamiento del mayor espacio comercial en el país, al albergar los centros comerciales Parque Delta, Metrópoli Patriotismo, Plaza Universidad, Galerías Insurgentes, Centro Coyoacán y Pabellón del Valle. ¡Mucho que vivir!

comentarios

Artículos relacionados