Ciudad de México, mayo 18, 2024 17:02
Elecciones 2024

Pablo Hernández: Un chavo de clase media que se convirtió a la izquierda

Pablo Hernández es el candidato de Morena al distrito local 17 de la Alcaldía Benito Juárez. En entrevista, cuenta cómo es que una lectura le abrió la conciencia y lo llevó a participar en la política al lado de Claudia Sheinbaum.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Nacido en un entorno de clase media, Pablo Hernández siempre estudió en escuelas privadas, un poco al margen de la realidad social. Hasta que en la preparatoria descubrió a través de la lectura de La Democracia en México, de Pablo González Casanova, un clásico ya, el país de carne y hueso, representado entre los mexicanos que usaban zapatos y los que no, por ejemplo.

Ahí pudo también descubrir que los apellidos rimbombantes eran los de las familias que tenían acceso a las leyes, incluso a las decisiones en la Suprema Corte de Justicia. “No había caído en la cuenta”, platica Pablo, que a partir de este mes ha iniciado una campaña express, de dos meses, por la diputación local del distrito 17 de la alcaldía Benito Juárez, bajo el emblema de Morena y sus aliados, el PT y el Verde. “De la lectura surgió la indignación”, suelta.

Así fue como su vida cambió. Ahora que cuenta con 33 años de edad platica sobre su rápida y circunstancial carrera política que lo ha llevado a este punto. Cuando tenía apenas 16 años, en aquel entonces que leyó a González Casanova, el papá de un amigo suyo, Luis Arturo Cornejo, que era el secretario nacional de elecciones de Convergencia, lo invitó a acercarse al obradorismo. Fue su primera participación política, durante la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en el 2006.

Un año más tarde decidió ingresar al PRD donde se convirtió, apenas con 18 años de edad, en el consejero nacional más joven de ese partido; así que allí se distinguió por su lucha en favor de los chavos para convertirse, tres años más tarde, en subsecretario nacional de Asuntos Juveniles y candidato a diputado federal plurinominal, aunque se quedó en la orillita de entrar a San Lázaro.  

Cuando ocurrió un sisma en el PRD, a partir del llamado Pacto por México que se estableció junto con Enrique Peña Nieto y el PAN, en 2014 Pablo Hernández renunció al partido que, dice, “ya estaba muy descompuesto”. Mientras sorbe poco a poco un café “arabito” (“me lo enseñó a tomar Akabani”, dice con una risotada), habla de la misma paciencia que tuvo para no incorporarse de inmediato a Morena, cuando se tomó un año y medio de pausa y reflexión.

Hasta que Sebastián Ramírez –que actualmente es el dirigente estatal de Morena en Ciudad de México y entonces era el enlace distrital de Morena en BJ, lo invitó a participar. Ellos se habían conocido en la organización Elige, por los derechos sexuales y reproductivos. Así que en el 2016, Hernández se hizo cargo de los llamados “comités del cambio verdadero” en esta demarcación, con miras a la elección del 2018. “Fue entonces donde recorrí y conocí cada una de las calles de esta alcaldía; me conozco cada rincón”, presume. Los resultados del esfuerzo resultaron “mixtos” pero López Obrador ganó la Presidencia de la República.

En aquel año, el hoy abanderado al distrito 17 local (que comprende todas las Narvarte, las Portales, las colonias entre Tlalpan y avenida Plutarco Elías Calles, así como las colonias Álamos, Postal, Niños Héroes, San Simón, Santa Cruz Atoyac, Xoco y Del Valle Norte) fue coordinador de la campaña de Fadlala Akabani por la alcaldía BJ. Y en 2021 se incorporó como asesor de la dirección de Comunicación Social del gobierno capitalino de Claudia Sheinbaum, otra vez invitado por Sebastián Ramírez.

Licenciado en Administración, Pablo Hernández tiene una experiencia de 10 años en el servicio público. Formó parte del equipo de transición de López Obrador en el 2018 y se incorporó ese mismo año a la Secretaría de Economía como director de Estrategia Institucional durante todo el periodo de la doctora Graciela Márquez, que ahora es presidenta del INEGI.

En el Senado formó parte del Instituto Belisario Domínguez de investigaciones. Ha participado en el Programa de Liderazgos Progresistas de la Fundación Friedrich Ebert (México) y se ha formado en la Escuela de Verano para Juventudes Políticas Progresistas de América Latina (Chile) y la Escuela de Verano Internacional de Universidad de Kassel y la Fundación Hans- Böckler (Alemania).

Pablo tiene como referentes de lucha a los mexicanos Emiliano Zapata y Lázaro Cárdenas, así como al chileno Salvador Allende, caído en el Palacio de la Moneda en 1973, y al sueco Olof Palme, que fue asesinado.

A Claudia Sheinbaum la conoció en su casa de Cuernavaca en el 2009, cuando todavía estaba casada con Carlos Imaz. Del 2012 le queda el grato recuerdo de haber coincidido con ella cuando él fungió como delegado del PRD en Baja California y Claudia fue a dar una conferencia magistral en el teatro Benito Juárez de la UABC, en Ensenada. Fue desde ahí que Pablo se volvió muy cercano a ella.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas