Ciudad de México, octubre 25, 2020 13:44
Libre en el Sur

Permiten en colonia Nochebuena que constructora estacione sus camiones sin pagar parquímetro

Los camiones de carga que llegan con materiales para la construcción de una obra de construcción de nueve pisos en la colonia Nochebuena de la Delegación Benito Juárez, son estacionados en vía pública sin pagar la cuota del parquímetro y ante el evidente consentimiento de las autoridades de EcoParq. Esa obra presenta irregularidades, ya que ha tenido tres diferentes usos de suelo. La Delegación Benito Juárez ni siquiera la ha suspendido.

Efectivamente, frente al predio ubicado en la esquina de las calles Baltimore y Porfirio Díaz es posible constatar, como se muestra en la fotografía, el uso de la vía pública para tareas de descarga, a pesar de que la obra se encuentra dentro del perímetro en que recientemente fue impuesto el cobro del estacionamiento con parquímetros. Lo indicado, al no pagar, sería que se le colocaran a los camiones de la constructora los inmovilizadores; pero los verificadores parecen hacer una excepción, apesar de que con lujo de descaro apartan el espacio correspondiente a unos tres vehículos.

Libre en el Sur publicó el 8 de noviembre del 2013 que la inmobiliaria Llave, promotora del desarrollo llamado Baltimore Park, ofrecía en su página Web como atractivo central de los departamentos de lujo que tiene ya en preventa a un precio de tres millones 800 mil pesos cada uno, precisamente, la “vista al Parque Hundido”.

Este proyecto se suma al tristemente célebre caso de Millet 72, en la colonia Extremadura Insurgentes, donde se pretendía construir dos torres de departamentos dentro del Parque mismo y que gracias a la resistencia vecinal acabó por ser demolido por el GDF, y el no menos emblemático edificio ilegal de Millet 39, de la constructora Rouz, en la misma cuadra, cuya clausura y demolición ofreció reiteradamente el actual delegado panista en Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, desde su campaña electoral, lo que por supuesto no ha cumplido.

Según los registros de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del gobierno capitalino, el predio de Baltimore 118, domicilio oficial del inmueble en construcción, con cuenta catastral 039316-05, ha tenido tres diferentes certificados de uso del suelo basado falsamente en la acreditación de derechos adquiridos. Sin embargo, como puede fácilmente constatarse a traés de Geogle Maps, en ese lugar no existió edificio alguno, sino un inmueble de apenas dos niveles.

El Certificado Único de Zonificación de Uso del Suelo que los constructores obtuvieron el 17 de agosto de 2012 con el folio 24318-18GOGO12, firmado por el certificados Miguel Ángel Guerrero Amaro, que autorizaba la construcción de hasta 24 viviendas, sustituyó a un certificado anterior de fecha 22 de julio por motivos de “corrección”. Sin embargo, el 22 de noviembre del año pasado obtuvieron un tercer certificado, con folio 37268-181RULU12, que autoriza la construcción de hasta 35 viviendas, en seis niveles.

En el registro respectivo se establece que el predio, de 502 metros cuadrados, tiene un uso del suelo HC6, es decir, permite la construcción de seis niveles en total para vivienda, con comercio exclusivamente en la planta baja. Sin embargo la constructora presenta en sus carteleras y mantas promocionales un edificio con planta baja y ocho pisos, es decir, nueve niveles en total. La obra, en suma, es absolutamente irregular, pero ni Seduvi ni la Delegación Benito Juárez han impedido la construcción ni la preventa de departamentos “con vista al Parque Hundido”. La inmobiliaria no cumple tampoco con la obligación de exhibir en el exterior de la obra la manifestación de construcción correspondiente, incluido el nombre el responsable de obra.

comentarios

Artículos relacionados