Ciudad de México, octubre 29, 2020 11:59
Libre en el Sur

Presenta Liverpool nimios cambios a su propuesta sobre proyecto de ampliación de Galerías Insurgentes; insiste en talar árboles, contra la ley

Sólo en la apariencia representantes de Galería-Insurgentes se han mostrado dispuestos a escuchar las demandas vecinales en mesas de trabajo con los habitantes del Barrio de Actipan que se resisten a la depredación que ese gigante comercial pretende llevar a cabo para ampliar Galerías Insurgentes: en realidad su “propuesta de modificación” al proyecto no contiene sino cambios nimios, que no respetan los árboles ni las viviendas colindantes, las dos principales demandas. Para los vecinos que vienen denunciando estos abusos se trata de “una aberración” por parte del consorcio.

“No hay reducción de la altura de los muros, respeto al ecosistema, omisión de los estacionamientos”, expuso Sergio Ricco, vecino de la calle Recreo. Agregó que tampoco existe una valoración del impacto en vialidad ni ambiental y puso en duda el objetivo de dichas mesas de trabajo con representantes de Galerías Insurgentes–Liverpool y con instancias del gobierno.

Efectivamente, en una proyección que fue presentada a los vecinos este martes 6 se pudo constatar que en el predio serían eliminados los 67 árboles del predio, entre ellos 20 fresnos que son especies protegidas por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico del DF y por lo mismo no pueden ser derribados para dar paso a una obra de concreto y mucho menos un negocio, con cines “Platino” de lijo para un sector alto de la población (en la foto).

De acuerdo con Gustavo Domínguez, arquitecto del proyecto, las modificaciones incluyen la plantación de 20 árboles (dos fresnos de 10 metros de altura –cuando talarían 20 de esa eespecie–, cuatro astronómicas de tres metros, cinco olivos de cinco metros y una camelia “de hasta cuatro metros”), 1,900 metros cuadrados de azotea verde, 235 metros cuadrados de jardineras y 55 metros cuadrados de muro verde.

Se comprometió a que los árboles ubicados en la vía púbica sobre Tigre y Oso no se talarán; dijo que para los accesos aprovecharán, que es “un poquito” más grande. Domínguez también dijo que la altura de los muros será de 10 metros pero, en la medida de lo posible, tratarán de bajarlos.

Por su parte, Carmen Flores, vecina de Actipan, catalogó el proyecto como una aberración y reprobó que la DBJ, así como las instancias gubernamentales autoricen y lo respalden como si estuviese dentro de la ley. Solicitó de nuevo que un especialista atienda sus dudas sobre la póliza de seguro. (Mariana Malagón)

comentarios

Artículos relacionados