Ciudad de México, julio 30, 2021 01:39
Salud

La prevención de pandemias se construye en el terreno de la anticipación

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Samuel Ponce de León Rosales, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus, estimó que la siguiente pandemia global podría originarse por influenza o coronavirus, razón por la cual llamó a incrementar la prevención. 

El académico participó en la edición virtual de la IV Escuela Internacional de Verano de la Universidad de Panamá, donde la Universidad Nacional es la institución invitada. 

Al comentar sobre una prospectiva de la pandemia de la COVID-19, Ponce de León abundó: “ciertamente será una enfermedad pulmonar por virus de RNA de transmisión respiratoria, y para tratar de contenerla hay que tener en mente la prevención”. Además, en América Latina hay una amenaza latente por fiebre amarilla. 

Ponce de León, que también es coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud, explicó que la prevención de pandemias se construye en el terreno de la anticipación; con sistemas de salud fuertes y con capacidad de crecimiento; inteligencia epidemiológica; desarrollo de la infraestructura de biotecnología; producción regional de vacunas; planes de contingencia que se cumplan y anticipando el peor escenario porque “no podemos ser complacientes”. Ello requiere financiamiento, más que palabras. 

El universitario argumentó que el número de casos y personas fallecidas a causa de la COVID-19 da una idea parcial del desastre provocado por la pandemia actual, porque este problema no es exclusivo del ámbito de la salud, sino que afecta la economía, educación, cultura y crecimiento de la pobreza, entre otros rubros. 

Hoy, continuamos en un escenario de permanencia del desastre; la pandemia va a aminorar, pero va a seguir, y tenemos que gestionarla de mejor manera con base en la experiencia que se ha acumulado, opinó Samuel Ponce. 

El número de casos en el mundo disminuye y se espera que esa tendencia continúe, a menos que las variantes o cambios genéticos que sufre el virus y que comienzan a predominar “nos den un nuevo susto”. Durante los próximos meses podrían registrarse altibajos, hasta el otoño e invierno, cuando es probable que se vuelva a incrementar el número de casos, subrayó. 

Ponce de León destacó que las vacunas serán la solución del problema en el mediano plazo. En este escenario de disminución de casos, hay que aprovechar para hacer un despliegue efectivo de las mismas, se inocule a la mayor parte de la población. 

Hasta ahora se han aplicado 220 millones de dosis contra la COVID-19, 80 por ciento en países del primer mundo. “Si queremos equidad, necesitamos gastar para obtenerla. En la próxima pandemia se repetirá la historia, a menos que se invierta en biotecnología, en contratos anticipados o en una capacidad de atención médica suficiente”; la próxima pandemia, subrayó Ponce de León, podría causar una mortalidad mayor  a la que hoy se tiene por el SARS-CoV-2.  

comentarios

Artículos relacionados