Ciudad de México, abril 20, 2021 14:03
Libre en el Sur

Primavera 2011: Salvan palmera en plena zona de depredación juarense

En contraste con empresarios depredadores de los espacios verdes en la delegación Benito Juárez, hay otros que con su compromiso avivan en esta primavera la esperanza de que se puede recuperar la tan mermada calidad de vida. Tal es el caso de los representantes de la sucursal del Banco Banorte ubicada frente a la estación Nápoles del Metrobús, en Insurgentes Sur, que al construir estacionamientos para minusválidos trasplantaron una palmera en lugar de tirarla, como es la práctica común en esta demarcación.

El ejemplar fue trasladado la madrugada del pasado domingo 13, para lo que fue contratada una cuadrilla de trabajadores que primero removieron la tierra unos tres para que luego la palmera fuese levantada por una grúa, en un acto que resultó espectacular. A dos metros y medio ya se había abierto un boquete de semejantes dimensiones, destinado a ser el nuevo sitio del hermoso y vigoroso árbol. Diez días después de la operación, la palmera ha sobrevivido; se encuentra soportada por un montón de costales pesados, a fin de que no se incline hasta que enraice nuevamente. Para el traslado Mario Toledo Piña, representante legal del banco, obutvo de la Dirección de Imagen Urbana de la delegación Benito Juárez el permiso número 60, que fue mostrado a Libre en el Sur. En el documento también se autorizó el traslado de tres árboles trueno a la Plaza Cívica de Tulyehualco. Si bien cabe cuestionar el destino tan lejano de esos árboles, todos los gastos correrían por cuenta de la empresa.

Este caso se contrapone al de la reciente destrucción de tres jacarandas sanas y añosas en la esquina de Moras y Parroquia, con el fin de construir un centro comercial –Street Mall Parroquia, le llaman– en plena zona habitacional de la colonia Del Valle. Como nadie les puso límites, esos empresarios anuncian ahora por Internet la renta de 12 locales comerciales (http://departamentosycasas.mx). Se trata del mismo consorcio inmobiliario que en Millet 22, colonia Extremadura Insurgentes, derrumbó una casa protegida por el Instituto Nacional de Bellas Artes, según el catálogo publicado en la Gaceta Oficial del DF del 6 de mayo del 2005. En el lugar se construye un conjunto de departamentos y casas de lujo, incluida alberca. Ese desarrollo –impugnado hace más de un año por la asociación Vecinos del Parque Hundido– ha sido considerado “ilegal” en una recomendación de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial y recientemente fue clausurado por la DBJ.

Durante la gestión del panista Germán de la Garza en la delegación Benito Juárez se talaron más de 10 mil árboles, lo que corresponde al 10 por ciento del total estimado en la demarcación. Al menos la tercera parte de ellos, según reconocimiento oficial, fueron derribados por obras privadas, en contradicción con las políticas promovidas internacionalmente por el presidente Felipe Calderón con respecto a la defensa del medio ambiente y la reforestación masiva. Sin embargo, nadie ha pagado por tal devastación.

comentarios

Artículos relacionados