Independientemente del deterioro que a menos de un año de inauguradas presentan en diferentes parques las pistas de tartán por lluvias y mal uso de paseantes (hasta excremento de perro se puede constatar en ellas), la trotapista que avaló la Delegación Benito Juárez en el parque de la Postal para ser sometida a consulta este domingo 2 de septiembre, como parte del presupuesto participativo de dicha colonia, resulta absurda porque simplemente no cabe.

De hecho, en el 2017 fue cancelada por presión de los vecinos, que arguyeron justamente eso: La pista debe tener al menos un metro de ancho, con lo que apenas quedan 30 centímetros para que transiten los peatones. Además, en el trayecto propuesto hay árboles, cuyos cajetes llegan a medir hasta 35 centímetros. Libre en el Sur pudo constatar entonces que una madre batalló para pasar la carriola de su bebé, al tener que lidiar con el confinamiento que ya había sido construido.

La trotapista fallida del 2017, obstruía el paso de madres con carriola y de adultos mayores. Foto: Especial

 

A pesar de ello, la autoridad delegacional no ha dado explicación alguna sobre las razones para incluir la trotapista en el Parque Miguel Alemán (que es el nombre original del parque de la colonia Postal), a pesar de que fue ella misma la que hizo una contratación por la que se gastó y finalmente la canceló con la consiguiente pérdida.

Residentes de la colonia han vuelto a manifestar su rechazo a la propuesta, por absurda. El parque ha sido intervenido ya con fuentes, confinamientos para perros y letreros que de por sí han disminuido de facto las áreas verdes, que son la esencia de un parque.

En cambio, existe una propuesta innovadora para que un carril de estacionamiento de autos –conforme a los nuevos paradigmas internacionales—sea sustituido por la trotapista, cediendo espacio al deporte sobre el uso de vehículos contaminantes. De esta manera el parque se ampliaría con más metros cuadrados. Ya existe un buen ejemplo de ello en el Parque de la Bola, en la colonia San José Insurgentes.

Propuesta que plantea la sustitución de un carril de autos por una pista, sin afectar las áreas verdes del parque y el paso peatonal. Foto: Especial

 

Por lo pronto, en la boleta de mañana para la elección del presupuesto participativo de la colonia Postal, se incluirá tamaña ocurrencia; de ser aprobada –por increíble que parezca—solo provocaría problemas para la sana convivencia en ese espacio público, donde por ejemplo no se prevé el tránsito seguro de las personas de la tercera edad.

Cuando se intentó poner la pista en el 2017, a media obra dos mujeres, una de ellas anciana, resultaron lesionadas tras tropezarse con el bordo. Patricia Alfaro, dirigente ciudadana en dicha colonia, solicitó la intervención del Jefe Delegacional a través de Twitter, a fin de que sea reparada la banqueta, y adjuntó una fotografía de una de sus vecinas postrada en el suelo. Este periódico dio cuenta oportuna de ello.

La vecina explicó entonces que unos días antes una persona mayor se fracturó el brazo al tropezar por el mismo sendero. Efectivamente, la DBJ pretendía poner en la banqueta que rodea el parque una pista de tartán para corredores, sin calcular que no quedaba espacio suficiente para el paso de los peatones.

Ante la oposición vecinal, la autoridad delegacional suspendió la obra y retiró el material de construcción; pero dejó el borde de la pista que ya había sido construido, lo que se convirtió en un peligro.

 

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts