Ciudad de México, agosto 10, 2020 03:29
Libre en el Sur

¿Quién pierde en el caso Aristegui?

Dice Carmen Aristegui que su despido de MVS Noticias- radio obedeció a un berrinche en Los Pinos, lo cual puede ser cierto o no. Bien vale, tratándose de suposiciones, pensar que no fue un berrinche presidencial sino más bien miedo de la familia Vargas, encabezada por Joaquín, a perder su concesión radiofónica y optar por la sumisión, a la vieja usanza con el viejo régimen, cuando la mayoría de los medios se plegaban o sometían y la democracia parecía un sueño inalcanzable.
La familia Vargas, concesionarios de una frecuencia radial tanto en AM como en FM, han intentado por muchos años y diversas formas crear un espacio noticioso confiable, creíble e influyente, pero dóciles a los designios de los poderes formales y fácticos. Sus empeños han fallado en una y en diversas ocasiones, pues son empresarios, comerciantes del uso radiofónico y no periodistas comprometidos con la sociedad y conscientes de que la crítica al gobierno es un deber, una exigencia de todo periodista o comunicador.
Recordemos su frustrada relación con el conductor Pedro Ferriz de Con, quien era acompañado en la barra noticiosa por la misma Aristegui, en pleno asenso y por Javier Solorzano. La impericia de los Vargas en el manejo de las noticias y el mundo periodístico los hizo presa fácil del locutor Ferriz, quien de un día para otro los dejó en el vacio absoluto. Sin nada.
Resulta que nunca recapacitaron en las diversas clausulas estipuladas por Ferriz, quien se adueño de los espacios noticiosos de MVS, además de los diversos servicios informativos y de las voluntades de reporteros, colaboradores y demás personas que ahí laboraban. Así, de un día para otro MVS se quedó sólo con la señal pero sin contenidos, sin reporteros, sin conductores, sin noticias. Ferriz se había llevado todo, hasta los basureros donde estaban los boletines del día, los audios con las entrevistas exclusivas, los directorios con los teléfonos de los personajes de la vida política, social, económica, deportiva y cultural del país. Ferriz y compañía negociaron y se reubicaron en Imagen. En MVS quedó sólo la devastación y había que reconstruir, hacer un nuevo esquema informativo.
Entonces un viejo amigo, Manuel Alonso, quien fuera el vocero del gobierno de Miguel de la Madrid, me recomendó con Eduardo Sartre, encargado por los Vargas para la reconstrucción total de MVS Noticias en su calidad de vicepresidente de noticias. Me contrató como su director de noticias y nos dimos a la tarea de armar una redacción, un departamento de corresponsales nacionales y extranjeros, finalmente armamos un buen equipo con gente joven, muchos recién egresados de la carrera de Ciencias de la Comunicación.
Los problemas con el manejo de la información y el criterio editorial, pues entonces no nos mencionaron la existencia de un código de ética como adujeron para despedir a Carmen Aristegui, iniciaron con hechos que conmovieron a la conciencia nacional (o a la opinión pública): El caso de una menor violada en Baja california Norte y obligada a no abortar por exigencias del clero y el gobierno local, mismo que me fue prohibido tratar porque en esa estación “el aborto era una práctica condenable”, me recordaron a Pro vida y a Serrano Limón; el otro asunto era el referente al conflicto en los Altos de Chiapas, las negociaciones con el sub comandante Marcos y el gobierno federal, por no considerarlo de interés nacional, “a quien le interesan las posturas de EZLN”. Con el tiempo mis desencuentros con su línea política e informativa me llevaron a renunciar.
Hoy ante el affeir Aristegui y MVS Noticias me pregunto si Carmen pensó que los Vargas iban a cambiar ideológicamente o bien se mostrarían como unos empresarios de medios liberales y comprometidos con la sociedad, alejados de los intereses de los poderosos. También me pregunto si los Vargas son tan ingenuos de pensar que Carmen iba a dejar atrás una manera de mirar y comprender al mundo, para dejar de ser crítica y comprometida.
¿Quién perdió en éste episodio? Desde luego que Carmen no, como se nota en las diversas manifestaciones de apoyo recibidas dentro y fuera del país. ¿Los Pinos? puede ser que sí pues los tildan de intolerantes, pese a que se ha deslindado. Sí, tienes razón: MVS Noticias-radio, que en busca del raiting contrató a Carmen y ahora la despide en un acto, eso sí, de intolerancia y soberbia empresarial. Bueno, hasta la próxima

comentarios

Artículos relacionados