Ciudad de México, octubre 1, 2022 02:39
Ciudad de México

Realiza gobierno capitalino consulta ‘patito’ para sustituir La Palma de Reforma

Utiliza autoridad una plataforma electrónica en la que se puede votar más de una vez

Otra palmera y un ahuehuete llevan la delantera, en cerrada disputa sin ningún rigor estadístico, de entre siete opciones. No incluye especies que han sido consideradas patrimonio de la ciudad y sí otras que solo alcanzan a vivir 80 años.

Con una consulta en la que un usuario de internet puede votar dos veces o más, con un sesgo en la selección del público que participa y sin explicar lo que justifica que se ponga a su consideración un tema de identidad e historia de la ciudad que no se borra de un plumazo, el gobierno de Ciudad de México determinará la especie de árbol con el que reemplazará a la centenaria Palma de Reforma.

Efectivamente, en el sitio https://lapalmadereforma.cdmx.gob.mx/, cualquiera puede elegir entre siete opciones diferrentes de ejemplares arbóreos: Otra “palma canaria” o un sicomoro mexicano, una jacaranda, una ceiba, un fresno, un ahuehuete o un árbol de la manita.

El problema es que, según pudo constatar Libre en el Sur, un mismo usuario puede votar varias veces, siempre y cuando utilice diferentes dispositivos. Y en ningún lugar se advierte de métodología y las confiabilidad que pueda tener dicha consulta, por ejemplo que haya candados para no voten varias veces empleados del gobierno capitalino.

No existe tampoco una explicación sobre las razones por las que se decidieron ests siete opciones, aunque se infiere su importancia en la cultura mexicana: El ahuehuete, el cedro y el fresno, por ejemplo, eran consideradas “monumentos urbanísticos” en la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico de Ciudad de México, abrogada paradójicamente en este mandato de Claudia Sheinbaum como Jefa de Gobierno.

Pero en dicha legislación también eran considerados los ahuejotes y los sauces patrimonio histórico y natural de esta ciudad y a esas dos especies no se les incluyó en la consulta por internet.

En cambio sí se incluyó al fresno, del que dice el gobierno mexicano que es una especie nativa que crece hasta 20 metros de altura y vive entre 80 y 100 años, o sea un menor tiempo que el que vivió la palma en su glorieta de Reforma, estimado en cuando menos unos 110 años.

De la palma canaria, el gobierno describe: “Habita las zonas bajas de las Islas Canarias, entre 10 y 500 metros sobre el nivel del mar, donde pueden vivir hasta 200 años. A pesar de tener un suelo y condiciones climáticas diferentes, esta especie se ha adaptado a la Ciudad de México, pues hay ejemplares que han vivido un siglo, como la icónica palmera de la Glorieta de Paseo de la Reforma. La palmera canaria requiere mucho espacio, pero es una de las palmeras que más se usa en jardinería. En promedio crecen de 10 a 19 metros de altura”.

Desde el año 2005, las palmeras canarias de diversas partes del mundo están siendo afectadas por una grave plaga de picudos rojos. En la Ciudad de México no se ha detectado esta plaga.

Entre las descripciones de las opciones el ahuhuete, que compite cerradamente con la palma canaria por el primer lugar hasta la mañana de este martes, se dice que puede vivir hasta 3,000 años pero no se especifica la altura que puede lograr, condición importante cuando se ubicaría en una glorieta rodeada de rascacielos.

Pero hay una inducción: “Encuentras ahuehuetes en el Bosque de Chapultepec, Xochimilco, Azcapotzalco y en la Glorieta de la Diana Cazadora. Requiere espacios amplios como camellones, parques, plazas y la Glorieta de Paseo de la Reforma”.

De lo que le sucedió a La Palma de Reforma, retirada a la primera hora de este lunes después de ser declarada muerta y homenajeada, el gobierno explica en la misma página que los primeros resultados que han dado los análisis de laboratorio procesados por el equipo asesor de especialistas muestran la presencia de un tipo de hongo que genera una afectación conocida como “la pudrición rosada de la palma”. Este hongo, dice causa un taponamiento que impide que el agua circule a lo largo del estípite (tronco).

Abunda que los análisis de otras partes de la palma siguen en curso; una de las hipótesis de los investigadores es que además del hongo ya identificado, pueden encontrarse otras infecciones ya detectadas en otras palmas del Paseo de las Palmas y diagonal San Antonio, en la alcaldía Benito Juárez.

Y luego justifica que “como parte del programa de manejo integral de palmeras que realiza la Secretaria del Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México, se le dio atención para cuidarla con la debida asesoría de expertos, sin embargo, no fue posible salvarla”.

Aunque expertos independientes han asegurado en entrevistas de medios que esa atención fue tardía…

El domingo por la tarde, según consignó oportunamente Libre en el Sur, en la parte inferior del tronco de la palma los visitantes colocaron una corona floral con un listón que ponía la frase: “Me dejaron morir”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas